Nueva tecnología para viejo legado

El Gobierno plantea la posibilidad de vigilar las 2.1 millones de hectáreas utilizando drones para hacer más eficaz su preservación y la alerta sobre los hechos ilícitos.

Por: Publinews

Foto. AFP Foto. AFP

El Estado, por medio del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), pretende utilizar drones (aeronaves no tripuladas) para monitorear y vigilar la Reserva de la Biósfera Maya (RBM), considerada como el segundo pulmón del continente americano, que concentra 50 centros arqueológicos, los cuales, debido a la poca seguridad y la geografía del terreno, hacen difícil su protección ante saqueadores, narcotraficantes y depredadores.

El secretario ejecutivo del Conap, Benedicto Lucas, informó que representantes de la Universidad de Huntsville, en Alabama, Estados Unidos, realizan una demostración desde ayer hasta el 20 de diciembre para constatar la capacidad de los aparatos de vigilancia.

“Si concretamos el proyecto, este tipo de tecnología se utilizaría por primera vez en Guatemala. Independientemente de qué otro tipo de uso se les dé en otros países, queremos estar a la vanguardia y tomar datos de mayor fiabilidad para la conservación”, dijo Lucas.

El funcionario explicó que la demostración de los drones es uno de los resultados de su visita a la Administración de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, en inglés) en octubre, a fin de incrementar los controles de la RBM, la cual cubre 19% del territorio nacional.

“El uso de estos aparatos es para ampliar nuestra capacidad de recepción de datos de campo dentro del territorio, con lo cual nos aseguramos más fiabilidad de la información y mayor cobertura de acción”, explicó.

El presidente Otto Pérez, durante su visita a Israel, planteó la posibilidad de adquirir esta tecnología.

Raúl Barreno/ AGN

Loading...
Revisa el siguiente artículo