Acuerdo entre C.A. y UE tardará en consolidarse

El pilar comercial del Acuerdo de Asociación está vigente desde el 1 de agosto pasado en la UE, Honduras, Nicaragua y Panamá, y desde el 1 de octubre en Costa Rica y El Salvador, mientras que en Guatemala sigue pendiente

Por: Publinews

Foto: EFE Foto: EFE

El Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE) aún tiene un largo camino plagado de retos para alcanzar su plenitud, aunque algunos países centroamericanos han empezado a aprovechar sus ventajas comerciales.

El pilar comercial del Acuerdo de Asociación está vigente desde el 1 de agosto pasado en la UE, Honduras, Nicaragua y Panamá, y desde el 1 de octubre en Costa Rica y El Salvador, mientras que en Guatemala sigue pendiente.

Nicaragua, Honduras y El Salvador han anunciado sus primeras exportaciones sin aranceles a la UE al amparo del pacto, envíos de azúcar en los dos primeros casos y de atún en el salvadoreño.

Sin embargo, la vigencia de los otros dos pilares del acuerdo -cooperación y diálogo político- depende de la ratificación legislativa en los 28 países de la UE, pues los seis centroamericanos ya lo hicieron.
Cinco países del bloque europeo (Alemania, Croacia, Bulgaria, Rumanía y Estonia) ya ratificaron los componentes de diálogo político y cooperación, precisaron fuentes de la UE a Efe.

“El Acuerdo de Asociación es un todo, es una cosa que se compone no sólo de un pilar, sino de tres componentes que tienen cada uno un valor idéntico”, señaló en San Salvador la eurodiputada holandesa Emine Bozkurt, presidenta de la comisión del Parlamento Europeo (PE) encargada de las relaciones con Centroamérica.

Dicho grupo visitó Nicaragua y El Salvador esta semana para conocer opiniones de legisladores, representantes gubernamentales, del sector privado y sociedad civil, entre otros, sobre el pacto entre la UE y Centroamérica.

Al defender la pronta ratificación de los otros dos pilares, Bozkurt subrayó que “los criterios políticos son importantes (…) porque ahí se trata de los derechos sociales, de la democracia, de los derechos humanos”.

Para ambas partes “es muy importante el progreso, pero el progreso no se puede realizar sin seguridad; no hay comercio, no es posible atraer a inversores, si no hay seguridad “, argumentó.
La eurodiputada comentó que en Centroamérica “hay muchos jóvenes que necesitan trabajo, inclusión social”, a lo cual “el Acuerdo de Asociación puede ayudar”.

“Trataremos de presionar tanto como podamos a los países miembros (de la UE) y sus parlamentos para que ratifiquen lo antes posible” los dos pilares pendientes, añadió Bozkurt.
El viceministro de Comercio Exterior de El Salvador, Mario Hernández, apuntó que los países centroamericanos ya ratificaron esos pilares, “pero están en una especie de congelamiento hasta que cada uno de los 28 parlamentos de la UE” también lo hagan.

“La UE ha confirmado que este es un proceso que puede durar de uno a dos años; entonces, esperaríamos que en el año 2015 se complete el acuerdo”, consideró.

Hernández advirtió de que Centroamérica enfrenta varios retos para aprovechar el componente comercial, por lo que el próximo día 18 se lanzará en Panamá un programa regional de apoyo a la implementación del pacto.

La UE aportará 10 millones de euros (unos 13,5 millones de dólares) para dicho programa, que tendrá contrapartidas en especie de los países centroamericanos, indicó el funcionario salvadoreño.

Explicó que el programa se orientará “fundamentalmente al fortalecimiento de ciertos sectores de la institucionalidad” centroamericana en áreas como sanitaria, calidad, propiedad intelectual, promoción comercial o indicaciones geográficas.

Entre los propósitos del programa están “ayudar a fortalecer las cadenas productivas regionales” y “generar información para las pequeñas y medianas empresas” centroamericanas, añadió.

La secretaria general de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), Carmen Vergara, dijo que los “principales desafíos” de Centroamérica ante el Acuerdo de Asociación son “incrementar y diversificar las exportaciones a la UE” y fortalecer el “cumplimiento de normativas”, la “coordinación regional” y la “logística para las exportaciones”.

En un foro celebrado en San Salvador con la misión de eurodiputados, Vergara precisó que las “principales oportunidades” para Centroamérica en la UE las ofrecen frutas y vegetales frescos y procesados, pesca y acuicultura, nuevas tecnologías, cuidado de la salud y relajamiento, y destinos verdes.

Según datos de la SIECA citados por Vergara, la balanza comercial es ligeramente favorable a Centroamérica, pues en 2012 sus exportaciones a la UE sumaron 4.559 millones de dólares y sus importaciones desde ese mercado alcanzaron 4.536 millones, lo que hace un saldo de 23 millones de dólares.

EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo