El suministro eléctrico es clave en competitividad

El elevado costo de la energía es uno de los obstáculos que los inversores extranjeros ven en Guatemala; según los expertos, esto hace que en buena parte de ocasiones, busquen otras naciones para iniciar operaciones.

Por: Publinews

Foto. Publinews Foto. Publinews

Las brecha de tarifas en el servicio de la energía eléctrica en relación con el resto de naciones de Centroamérica, es uno de los obstáculos que le restan competitividad a Guatemala y hacen que los inversores extranjeros pongan sus ojos en otros países.

De hecho, un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) reveló que el país tiene una de las tarifas lmás elevadas del Istmo.

En el sector residencial es la segunda más cara, US$0.25 cuesta el kilovatio por hora (kw/h) en el rango de hasta 751 kilovatios.

En lo comercial está en el tercer lugar, por debajo de Honduras y Nicaragua, en el rango de hasta 50 mil kw el costo es US$0.22 y en el industrial está en la segunda casilla con un valor de US$0.22 en hasta 100 mil kw.

Carolina Castellanos, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americano, afirmó que los costos de este insumo son pilares para lograr la competitividad, pero en Guatemala solo le resta. “Lo que se debe hacer es generar inversión para incrementar la oferta de este importante insumo”, recomendó Castellanos.

De acuerdo con Luis Godoy, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores, el precio del servicio es uno de los problemas que estancó la competitividad en el país y que lamentablemente, los resultados se verán a futuro.

Un ejemplo del efecto del bajo precio de la energía está en Costa Rica y Panamá (ambas naciones cuentan con un servicio más accesible y hace que sean las primeras opciones de los empresarios de otros países para instalarse).

De acuerdo con la Cepal, solo el año pasado Panamá recibió US$3 mil 020 millones y Costa Rica US$2 mil 265 millones, en contraste Guatemala obtuvo US$1 mil 207 millones a pesar de que esa cifra creció 15% en 2012 respecto al año anterior.

¿Qué hacer?

Como una manera de contrarrestar el impacto de esos valores, el presidente Otto Pérez, en su visita en Nueva York a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, les prometió a empresarios que el precio de la energía se reduciría hasta en 30% para 2015 por la puesta en marcha de hidroeléctricas.

El ministro de Energía y Minas, Erick Archila, reconoció que se han caído contratos por el alto costo de la energía en el país.

“Obviamente que sí afecta la competitividad, pero estamos trabajando para revertir el problema y para eso se echó a andar la Política Nacional Energética”, agregó.

Archila explicó que entre las soluciones está rebajar el precio del alumbrado público.

“Ya se presentó una iniciativa de ley junto con la Asociación Nacional de Municipalidades y un diputado de la UNE. Además, están ya firmados los contratos con varias generadoras que nos garantizan que para 2015 se rebajará un 30% el costo”, concluyó.

De acuerdo con el ingeniero Horacio Fernández, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Generadores, los factores que inciden en la brecha de precios por país son las políticas energéticas que incluyen subsidios y los recursos naturales que cada nación posee para la generación.

“La calidad, la estabilidad y la seguridad del suministro son factores que no se miden cuantitativamente, pero que son piedra angular del funcionamiento del sector”, agregó Fernández.

Un ejemplo es la inversón de US$132 millones que desembolsará la empresa Transportista Eléctrica Centroamericana, S.A. (TRELEC), para expandir la red en los departamentos de Guatemala, Sacatepéquez y Escuintla, que en conjunto consumen el 50% de la energía de todo el país.

La matriz energética nacional se compone de generación térmica en 67.20%; hídrica en 26%; y 6.80% en otro tipo de fuentes. Sin embargo, este panorama cambiaría en menos de dos años con la adjudicación de contratos, la mayoría con empresas que ofrezcan energías renovables, y la construcción de hidroeléctricas, con los que la matriz se invertíra de esta manera: 53% se generará por medio de recursos hídricos, 23% con biomasa y carbón; 10%, gas natural; 8%, búnker; 5%, solar; y 1%, eólica, según TRELEC.

En Latinoamérica

En México, hasta 2011, la capacidad eléctrica instalada fue de 51 gigawats. .

Ecuador contará, desde 2016, con ocho proyectos hidroeléctricos. En 2009 Brasil redujo la utilización de energía térmica para sustituirla por parques eólicos.

Futuro

“Para el 2015 esperamos que los costos de la energía eléctrica puedan bajar entre 25 y 30 por ciento, porque van a entrar a funcionar las hidroeléctricas y otras energías limpias”. Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala.

José Hernandez y Amilcar Avila

Loading...
Revisa el siguiente artículo