Deuda para financiar presupuesto se triplica

Los presu-puestos de gobierno crecen cada año y el endeudamiento para financiarlo también. En solo 10 años la cifra es evidente, en 2005, los bonos y préstamos, ascendieron a Q5 mil millones y para 2014 se pretende que sean de Q14 mil millones

Por Publinews

Infografía Infografía

Cada año es más evidente que el Ejecutivo de turno recurre a más endeudamiento para financiar el presupuesto, esto provoca, de acuerdo con los expertos que Publinews consultó, que en el mediano o largo plazos haya riesgos que esa “tarjeta de crédito” llegue a su límite.

Por ejemplo, dentro de las asignaciones de 2005 (periodo de Óscar Berger), el Congreso aprobó entre bonos y préstamos más de Q5 mil millones. Hoy, diez años después, en la iniciativa del presidente Otto Pérez se pretende que la deuda sea de Q14 mil millones (son Q10 mil 165 millones en la colocación de títulos del tesoro y Q4 mil millones en préstamos).

A pesar de que la cifra no es crítica, porque la deuda abarca aproximadamente el 25% del Producto Interno Bruto (PIB) y el límite es el 40%, según los estándares internacionales, es preocupante que se siga incrementando, aseguran analistas.

El problema

“Una de las razones de esta escalada es que desde la crisis económica a nivel mundial el país perdió la capacidad de recaudación y a esto se le suma el desafío de lograr la calidad del gasto. Esto se traduce en que la única manera de financiar el presupuesto es con más deuda”, explicó Jonathan Menkos, director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

“Los gobiernos no asumen el compromiso con la reducción del gasto para evitar el endeudamiento adicional cada año y hacen ofrecimientos políticos que solo pueden cumplirse con más gasto y deuda. Quizás es momento de revisar la legislación actual para algunos aportes de recursos por mandato legal en los cuales no hay adecuada fiscalización y control, y evaluar la necesidad de fijarle un límite al déficit fiscal de cada año”, añadió Erick Coyoy, ex vicemininistro de Finanzas.

El investigador asociado del CIEN, Jorge Lavarreda, agregó que Guatemala no se caracteriza por la escalada constante de la deuda para financiar las asignaciones.

“Si fuera de esa manera seríamos insolventes. Eso sí, el comportamiento de los últimos años es producto de la crisis económica, porque contibuyó a que mermara la captación de los tibutos”, añadió el experto.

Los riesgos

“El alto costo financiero, el crecimiento económico insuficiente y el desempeño débil de la recaudación podrían hacer que dentro de cinco años ya no sea sostenible la deuda”, afirmó el ditector del Icefi.

“Se tiene que mejorar el control en las aduanas y evitar la evasión. Para las autoridades es primordial la calidad del gasto y evitar los desembolsos innecesarios”, informó Lavarreda.

Coyoy citó como ejemplo lo que sucede en cualquier hogar. “El continuo y creciente uso del endeudamiento puede llevar a una situ-ación en la cual se exceda la capacidad de pago y se tenga que recurrir obligadamente al recorte del gasto, inclusive de rubros prioritarios, el caso actualmente de varios países como Portugal y España”, afirmó el exfuncio-nario.

Resultados

Este endeudamiento anual repercute en la cifra acumulada según la cifra que el Banco de Guatemala usa como una referencia para explicar los niveles del déficit público, a abril de este año alcanzó Q103 mil millones. “El problema es la poca capacidad de pago, por eso crece el saldo”, aseguró Edgar Barquín, titular de esa institución.

Hasta el momento, cada niño guatemalteco cuando nace trae consigo ya una deuda acumulada de Q7 mil.

Analistas y expertos han opinado del tema durante los últimos días

“El límite crítico es 40% del PIB. El problema es la poca capacidad de pago que posee el Estado”. Edgar Barquín, presidente del Banguat.

“Somo enfáticos que para el próximo año no debe haber más deuda. Se tiene que controlar esa cifra”. Santiago Molina, titular del Cacif.

“Aunque Guatemala tiene el nivel de déficit más bajo de Centroamérica, se debe manejar el tema con cuidado”. Ricardo Barrientos, analista del Icefi.

“Una vez no se mejore la recaudación se recurrirá a más deuda, tiene que existir una política fiscal distinta”. Erick Coyoy, ex viceministro de Finanzas.

“Preocupa que siga aumentando el monto. Lo que se debe hacer es lograr las metas de recaudación de los tributos”. Pedro Prado, analista de Asíes.

“El comportamiento de la deuda es cíclica, pero lo que afectó al país fue la crisis económica internacional”. Jorge Lavarreda, analista del CIEN.

“Se tiene que mejorar la calidad del gasto y evitar la corrupción y evasión fiscal, esas son las soluciones”. Cristhians Castillo, analista del Ipnusac.

¿Cómo frenar la escalada de la deuda en el presupuesto?

1. Estabilidad. Balance positivo de la economía nacional

Entre la soluciones, de acuerdo con los expertos, es mantener el crecimiento constante de la economía nacional. Se deben fomentar las inversiones para generar más recursos.

2. Tributos. Aumentar la captación de los impuestos

La razón por la cual cada vez se aumenta la cifra de endeudamiento en el presupuesto es porque no se cumplen las metas de recaudación. Se tiene que trabajar en una política fiscal que logre más tributos.

3. Transparencia. Debe existir la calidad del gasto

Los gastos se deben transparentar. Se tienen que orientar los recursos de la mejor manera para lograr los resultados deseados.

4. Control. Hay que combatir la evasión fiscal y contrabando

Salir a la caza de las personas que evadan el pago de los impuestos y evitar el contrabando.

5. Aduanas. Atacar la corrupción

La recaudación de impuestos a las importaciones en las aduanas debe mejoar y se deben combatir las estructuras del crimen organizado incrustadas en las fronteras.

Amilcar Ávila y Raúl Barreno

Loading...
Revisa el siguiente artículo