Monitoreo revela que agua no debe beberse

La Comisión Paz y Ecología (Copae) de la Diócesis de San Marcos presentó ayer los resultados de un análisis al agua de las zonas adyacentes a la mina Marlin y concluyeron que no es apta para consumirla.

Por Publinews

pv_panel (11)Líderes comunitarios, alcaldes del departamento y representantes de instituciones del Estado asistieron a la presentación del V Informe de esta organización que se llevó a cabo en el salón mayor del Centro Universitario de San Marcos.

El análisis estableció que, en cinco años, han existido picos anuales de contaminación en ríos que se ubican abajo del dique de la mina Marlin. Según la Copae, la contaminación ha persistido en aguas de los ríos Tzalá, Cuilco y Quivichil.

Se ha presentado contaminación por cobre, hierro, aluminio, manganeso, zinc, arsénico, cadmio y otros compuestos como sulfato y nitrato”, revela el análisis.

Marcos Bámaca, ingeniero ambiental de la Copae, señaló que en los estudios se determinó que “algunos metales están por encima de las normas del Banco Mundial para minería y excedieron también las de la Organización Mundial de la Salud, la Agencia de Protección del Medio Ambiente y la guatemalteca para el agua potable”.

Hay un riesgo inminente de contaminación de las aguas, por lo tanto, tiene un efecto negativo en la salud de los habitantes de San Miguel Ixtahuacán”, adviritió Bámaca.

Recomendó no usar el agua de los ríos “porque están seriamente contaminados”, explicó Udiel Miranda, especialista en temas ambientales.

Yuri Mellini, director del Centro de Acción Legal-Ambiental y Social de Guatemala (CALAS) avaló el informe y señaló que siempre han tenido sospechas de que los afluentes son el desagüe de la mina.

El trabajo de Copae se hace bajo estándares internacionales, con laboratorios certificados y no hay duda de lo que afirman, aun cuando el Gobierno no quiere reconocer la contaminación”, explicó Mellini.

Froilán Rodas, alcalde de Tacaná, afirmó que este problema tendrá repercusiones. “Ojalá no nos arrepintamos””, afirmó.

Fuentes del departamento de Comunicación Social del Ministerio de Energía y Minas (MEM) ofrecieron rendir una declaración hoy, pero aseguraron que los monitoreos se mantienen.

 

“No contaminamos”

Por medio de un comunicado la empresa Gold Corp expuso:

  • Equipo. Aseguran contar con la planta de tratamiento más grande de la región, la cual trata el agua del proceso minero.
  • Monitoreos. Señalan que hacen estudios trimestrales para verificar la calidad del agua. El Ministerio de Energía y Minas y la Asociación de Monitoreo Ambiental Comunitario acompañan en estas tareas.
  • Arsénico. Expresan que este metal tenía presencia en el río antes de la llegada de la mina.
  • Normas. Cumplen con los estándares internacionales ambientales.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo