Turistas reciben al primer día de la nueva era maya

Ciudadanos de distintas latitudes del planeta se congregaron en el templo IV, el más grande de Tikal, para vivir un momento histórico en sus vidas

Por Publinews

En absoluto silencio, unos 200 turistas de todas partes del planeta aguardaron la luz del nuevo día en lo alto del IV en el Parque Nacional Tikal, en Petén.

Un tosido, un estornudo y muchas cortinas de las cámaras alteraban la paz a unos 70 metros de altura. Ahí había suecos, alemanes, estadounidenses, salvadoreños, coreanos y, desde luego, chapines.

Aunque los rayos del sol nunca bañaron la estructura, debido a la bruma, los peregrinos aguardaron apacibles la claridad de la mañana en la también conocida como el templo del Gran Sacerdote.

“Verdad ahora”, un neoyorquino de 27 años, que aspira a un cambio en la visión para lograr un mundo mejor, vivió el momento de una forma peculiar, no sin atraer la atención del resto, al rapear frente a su teléfono inteligente.

A lo largo de un mes, el norteamericano, juntos con otros de sus amigos, escribieron la letra para esta ocasión especial. La demora se produjo por la combinación con responsabilidades labores.

“Tikal es el lugar más bonito del mundo. Hoy es un día especial porque se ve a Dios en la madera, en el agua, en la gente”, dijo al referirse el porqué de su acto frente los demás turistas.

Minutos más tarde, el presidente de la República, Otto Pérez, y su par costarricense, Laura Chinchilla, ascendieron para observar el horizonte petenero y sumarse a esta celebración. Chinchilla fue la única mandataria que accedió a participar.

Ambos gobernantes accedieron a cada turista que les solicitó retratarse para tener un recuerdo de su visita al principal centro ceremonial que dio la bienvenida a la nueva era maya.

Juan José López / Publinews

Loading...
Revisa el siguiente artículo