Republicanos culpan a Obama de estancamiento en crisis fiscal

No hay avance en el proceso

Por Publinews

Foto: AFP

Las negociaciones sobre el llamado abismo fiscal se mantienen sin avances, mientras las agencias federales se preparan para el peor escenario, y los republicanos aseguran que el presidente Barack Obama es el culpable del estancamiento.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, acusó la víspera al mandatario, de que se perdiera una semana más de conversaciones en torno a la crisis.

Boehner, republicano por el estado de Ohio, aseguró que apenas 24 días antes de la fecha tope, no existen avances y expresó su frustración puesto que, Obama no respondiera a su propuesta que incluye $800 mil millones de dólares en nuevos tributos como parte del plan de reducción de la deuda pública.

Las negociaciones transcurren al más alto nivel, y se concentran ahora solo entre Obama y Boehner, ni siquiera participa el vicepresidente Joseph Biden ni el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

Biden asistió ayer a un almuerzo con varios ciudadanos de la clase media en un restaurante del estado de Virginia, como parte de la ofensiva de relaciones públicas lanzada por la Casa Blanca en los últimos días.

Obama insiste en que no rubricará ningún acuerdo que no incluya un aumento de impuestos de estadounidenses que ganan más de $250 mil anuales.

Dispuestos a arriesgarse

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, aseguró incluso, que el Gobierno está dispuesto a arriesgarse a sumirse en el abismo fiscal con tal de no ceder en esa demanda, declaraciones que Boehner calificó de insensatas.

Por otra parte, las agencias federales se aprestan este fin de semana a puntualizar sus planes de contingencia ante la posibilidad de los recortes presupuestarios y alzas impositivas que se impondrán si no se logra un acuerdo sobre esta crisis.

Si en los próximos días Obama y el liderazgo republicano en el Congreso no alcanzan un arreglo, algunas agencias gubernamentales prevén licencias obligatorias para los trabajadores federales, mientras otras disminuyen sus niveles de contrataciones y posponen programas ya aprobados.

Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo