Tres visiones de la tragedia

Hablan sobre las secuelas

Por Publinews

Luis Rivera, gobernador de San Marcos. Foto: Publinews

Por: Raúl Barreno

El terremoto que sacudió a San Marcos el 7 de noviembre anterior pasó ya, pero ahora viene la tarea más complicada: llorar a los seres queridos, levantarse del desastre e iniciar la tarea de reconstrucción  Los protagonistas de esta devastación esperan que la ayuda llegue rápido y las réplicas cesen pronto.

Rómulo vásquez
vecino afectado
“Me duele mucho lo que pasó”

Rómulo Vásquez Yoc es originario de San Cris-tóbal Cucho, San Marcos; tiene 59 años y es una de los 17 mil daminficados directos. Durante el terremoto del 7 de noviembre, lo perdió todo: su casa, sus pertenencias y a su familia.

¿Cómo se siente un día después del terremoto?
– Muy triste, porque he perdido a toda mi familia. Un hijo mío y nueve familiares más quedaron soterrados.

¿Qué estaba haciendo antes del terremoto? 
– Recogiendo piedra poma con mi familia. De eso vivíamos, la usamos para hacer bloques. Solo Dios sabe por qué pasó esto, pero es su voluntad y de la naturaleza, que me quitó a mis familiares y nada puedo hacer ahora.

¿Qué pasará con usted ahora? 
– Me duele mucho lo que pasó, me siento muy triste. Agradezco la colaboración de los vecinos que me han ayudado. Espero que el Gobierno me ayude porque hasta ahora solo se han centrado en los municipios de San Pedro y San Marcos, pero no han llegado acá a San Cristóbal Cucho. Dios se encargará de llevar la paz a cada uno de los que estamos pasando por este dolor.

Luis Rivera 
Gobernador
“Gracias por el apoyo”
El Gobernador Departamental de San Marcos, Luis Rivera se refiere a lo que acontece en su localidad.

¿Cuál es la situación que se vive en San Marcos ahora?
– Vivimos una aparente calma, pero hay muchas personas lastimadas, afectadas, adoloridas.

¿Cuál es el recuento oficial del terremoto? 
– Tenemos 28 muertos, confirmados,  tres personas desaparecidas, 155 heridos y nueve edificios dañados, entre estos el de la Policía Nacional Civil, Presidios, la Gobernación Departamental, el Palacio Maya, entre muchos otros.

¿Qué problemas tienen en estos momentos? 
– El servicio de agua potable es irregular, al igual que la energía eléctrica. Aunque estamos en un 50% y 90%,  respectivamente, no funciona a la perfección.

¿Cuál ha sido la capacidad de reacción?
– Hemos tenido dificultades, pero trabajamos duro. Lo más difícil ha sido rescatar a los soterrados.

¿Qué necesitan en estos momentos?
– Mucha ayuda, comida, agua, ropa y cobijas.

¿Cuáles son los municipios más afectados? 
– San Marcos, San Pedro, San Antonio, San Cristóbal Cucho, Esquipulas Palo Gordo y El Quetzal.

William Lemus
Rescatista Conred
“Es triste lo que se vive”

William Lemus es un rescatista de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres desde hace siete años.

¿Cómo está la situación hasta este momento?
– Pues es triste, porque las personas están muy asustadas, tienen miedo a las réplicas.

¿Cómo se ha sentido ante este panorama?
– Desolador, la verdad, porque la gente no tiene dónde quedarse. He sentido impotencia de no poder ayudar a todos los necesitados.

¿Ya había vivido algo así?
– Nunca. Había estado en inundaciones o deslaves, pero esto es diferente, más dramático.

¿Qué ha sido lo más difícil en esta tragedia?
– Los problemas de agua y luz, el encareci-miento de los productos de la canasta básica y, sobre todo, la desesperación de las personas que claman por ayuda.

¿Qué es urgente por ahora?
– Necesitamos alimentos, cobijas y agua pura.

¿Qué es lo que más le ha impactado?
– Un papá que perdió a su hijo y su casa. Él está pidiendo ayuda para sepultar a su ser querido como se debe.

Loading...
Revisa el siguiente artículo