Otto Pérez llama a dejar "odio" tras muertes en Totonicapán

Por Publinews

Foto: Emisoras Unidas

GUATEMALA. El presidente de Guatemala, Otto Pérez, llamó a la población a dejar el “odio” y evitar que “fantasmas” de la pasada guerra sirvan para resolver problemas, tras la muerte de siete indígenas el jueves pasado en una protesta disuelta por militares en el oeste del país.

“Le pido a todos los guatemaltecos que sus luchas reivindicativas se hagan en el estricto marco del cumplimiento de la ley y de respeto a la autoridad. La democracia nos enseña a convivir sin agredirnos”, afirmó el mandatario en un mensaje televisivo la noche del domingo y difundo también este lunes.

“No sigamos incitando al odio y a la confrontación cuando podemos acudir al diálogo y al debate público y, sobre todo, no permitamos que los fantasmas del pasado sigan marcando nuestra forma de resolver conflictos, cuando estoy dispuesto a solucionar los problemas de forma negociada y apegado a la ley”, aseveró.

La muerte de los indígenas se registró el pasado jueves, cuando miles de pobladores del departamento de Totonicapán (oeste) bloquearon varios tramos de la carretera interamericana en protesta por el alza de las tarifas de electricidad y otras políticas del gobierno de Pérez.

Según informes de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), un grupo de militares abrió fuego contra los manifestantes, matando a siete personas e hiriendo a más de 30.

Pérez, que en un principio negó que los militares hubiesen accionado sus armas, dijo el viernes que siete soldados, que ya se encuentran detenidos, admitieron haber disparado al aire y en defensa propia.

El presidente afirmó que el primero en disparar fue un guardia de seguridad privada de un camión que buscaba abrirse paso en la protesta, y que también fue detenido.

El ministro de Exteriores guatemalteco, Harold Caballeros, se reunirá este lunes con miembros del cuerpo diplomático en el ministerio para explicar la versión oficial de los acontecimientos.

Guatemala vivió una guerra de 36 años (1960-1996) que dejó 200.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos, según un informe de la ONU. AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo