Fernando del Solar reaparece, casi sin poder hablar y preocupa su apariencia

Tras varios meses de ausencia por su delicado estado de salud, el conductor apareció en una videollamada en "Venga la Alegría" para contar lo qué pasó durante su hospitalización.

Por Luisa María Godínez

Fernando del Solar hizo una aparición virtual en el programa "Venga la Alegría", tras un fin de año difícil debido a una neumonía que padeció,

El conductor argentino habló con sus colegas de cómo fueron esos difíciles días y su estado de salud actual.

"Qué gusto escucharlos otra vez, estar en contacto con el público, estar en contacto con ustedes", saludó a sus compañeros de trabajo.

 

Su voz se escuchaba bastante ronca, a lo que el también actor se lo atribuyó al procedimiento que le hicieron para que pudiera respirar: una traqueostomia. Y también explicó que ese era el origen de la cicatriz que se le podía ver en el cuello.

"Ando con una voz un poquito afónica porque la pulmonía a fin de año se puso complicada, si ven una cicatriz aquí, es porque me hicieron la traqueostomia para poder tener acceso y que pudiese respirar mejor. Durante un tiempo no pude hablar, tenía un poquito dañadas las cuerdas. Pero ya estoy como nuevo·, explicó.

Por lo pronto, sus planes tendrán que esperar pues tiene que quedarse en casa y evitar más contagios del coronavirus, especialmente porque él es una persona que padeció cáncer.

“Ahora el plan es el que tenemos todos los mexicanos de quedarnos en casa, cuidarnos y apapacharnos, y tomar precauciones. Quiero salir a caminar y tomar aire pero es un momento en el que es un sacrificio que vale la pena que hagamos todos", compartió.

Más detalles

Durante la entrevista, Fer también explicó lo que pasó en diciembre cuando fue ingresado al hospital. Y, aunque hizo que su hospitalización sonara fácil, declaró que se pasó un mes en cama y absolutamente sedado.

"Entré el 21 de diciembre por una neumonía muy fuerte, con un 70% de mis pulmones colapsados por una bacteria que tenía por ahí. Me la pasé sedado todo el fin de año y me desperté por ahí del 20 de enero aproximadamente, mientras me hacían todo tipo de estudios y tratamientos. Estuvo muy complicado", confesó.

Además dijo que durante ese tiempo terminó pesando 127 libras, pero ahora que ya puede comer mejor subió un poco más de peso.

"Salí del hospital con 58 kilos, era una piltrafa, un esqueleto, porque me alimentaban con puro suero, y con sonda nasogástrica, pero esa puro liquido. Ya subí como 6 kilos, y por primera vez en mi vida puedo comer todo lo que quiera", exclamó.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo