Angélica Rivera reaparece luego de alejarse de los reflectores y sorprende con su demacrado aspecto

En las redes sociales circuló una imagen en la que aparece la famosa actriz mexicana, provocando preocupación en sus fanáticos.

Por Mónica Ávila

La actriz mexicana Angélica Rivera ha estado alejada de los reflectores por varias semanas, esto tras varios escándalos en los que se ha visto involucradas.

La primera polémica en la que se vio envuelta la exprimera dama de México llegó cuando anunció oficialmente su divorcio con Enrique Peña Nieto.

Posteriormente se habló de que “La Gaviota” había sufrido un accidente, el cual le provocó que la mandíbula se le desviara.

Sin embargo, su hija, Sofía, aclaró en su momento que su mamá estaba en perfectas condiciones.

Posteriormente, la primogénita de la actriz compartió una fotografía en su Instagram para celebrar el cumpleaños de su mamá.

Eres lo más grande que tenemos. Somos tan afortunadas de tenerte como nuestra mamá y como una mujer ejemplar”, dice la leyenda de la fotografía compartida el 2 de agosto.

La reaparición de Angélica Rivera

Desde esa fecha para acá, Angélica ha evitado exponerse ante los medios de comunicación. Sin embargo, hace nos días, Bárbara Regil compartió una historia en Instagram en donde se ve junto con “La Gaviota” y Sofía Castro.

Según detalla el sitio “Radio Formula”, el encuentro se llevó a cabo en Los Ángeles. En la instantánea se puede ver un aspecto de Rivera que preocupó a sus fanáticos.

En la foto, la exesposa de Peña Nieto aparece luciendo un tono de cabello más rubio cenizo, lo cual la hace verse diferente.

Recientemente, se conoció en una investigación realizada por una revista que la actriz tenía otra residencia dentro de Los Pinos.

La casa blanca de dos pisos, un sótano y mil 200 metros cuadrados habría sido construida para la actriz.

De acuerdo con la publicación, la construcción de la casa inició con el gobierno de Nieto.

La residencia fue usada como casa y oficina de Angélica de 2013 a 2018.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo