La preocupante imagen de "Hagrid" tras perder la batalla ante rara enfermedad

El actor Robbie Coltrane, famoso por su personaje en Harry Potter, sufre desde ya hace tiempo de osteoartritis. La cual causa dolor, inflamación y disminución de la movilidad.

Por Luisa María Godínez

El actor Robbie Coltrane reveló que ha perdido la batalla contra la osteoartritis, una enfermedad que daña el cartílago que cubre los extremos de los huesos de una articulación y por la cual ahora estará confinado a una silla de ruedas.

Hagrid, uno de los personajes más queridos de "Harry Potter", aseguró que ya no puede caminar y está a la espera de una cirugía de rodilla que podría cambiarle la vida.

El carácter afable de Rubeus Hagrid, el personaje que interpretó a lo largo de las ocho películas, hizo que fuera uno de los hombres más queridos del reparto por parte de los seguidores de tan míticas producciones.

Robbie reapareció en silla de ruedas durante la presentación de la atracción "Hagrid's Magical Creatures Motorbike" en los estudios Universal, en Orlando, Florida.

Dicho evento se llevó a cabo la noche del lunes 11 de marzo en Londres.

El actor se mostró de buen humor durante la presentación y señaló que tras la operación estará "saltando como un elfo".

"Me realizaron una operación exploratoria y los médicos descubrieron que no tengo cartílago en una de las rodillas. Está completamente desintegrado y me diagnosticaron osteoartritis. Ahora vivo en constante dolor", explicó a los asistentes.

Momentos difíciles

Según el diario "The Sun", una fuente cercana reveló que los últimos años ha vivido con bastante "frustración" debido a esta enfermedad.

"Robbie ha tenido un dolor constante durante años, y su rodilla se está deteriorando constantemente. Lo dejó sin poder caminar sin ninguna ayuda y le han dado una silla de ruedas mientras espera que se le realice un procedimiento quirúrgico especial en Estados Unidos para reparar su articulación. Es muy frustrante para él, pero realmente espera poder volver a ponerse en pie después de la operación".

Los médicos le han ordenado perder aproximadamente 44 kilos antes de que se le pueda operar, ya que pesa alrededor de 127 kilos y podría ser muy peligroso soportar tal peso en su rodilla recién operada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo