FOTO. Jessica Simpson sufre penoso accidente por su aumento de peso

La espera de su tercer bebé no solo le provocó un gran aumento de peso, sino que también ha provocado que la cantante pase incómodos momentos.

Jessica Simpson está en las últimas semanas de su tercer embarazo y parece ser que está siendo una etapa complicada.

Desde que reveló la noticia ha usado las redes sociales para documentar los aspectos más incómodos que ha sufrido en estos meses.

Esta vez la cantante compartió otro consejo para las mujeres que están en su mismo estado, pues pasó un pequeño susto cuando estaba en el baño.

“Advertencia… No se apoyen contra el respaldo del inodoro cuando estén embarazadas”, escribió.

Según ha dicho, la artista también se ha visto obligada a invertir dinero en algunos artículos, que no son de su gusto, debido a los problemas digestivos que padece.

“Un fuerte reflujo gástrico me ha obligado a comprar mi propio sillón reclinable”, confesó.

Hace unas semanas compartió una imagen de sus pies para pedir ayuda a cualquiera que pudiera darle algún consejo sobre cómo lidiar con la hinchazón que había provocado que aumentaran dos veces de tamaño.

Tras entrar en tratamiento, acudió a su Instagram para informar a otras futuras mamás del descubrimiento que le había salvado la vida y le había permitido ponerse zapatos de nuevo. Una técnica conocida como ‘tratamiento con ventosas’ que utiliza la creación de vacío para eliminar toxinas y favorecer la circulación.

Problemas anteriores

Esta no es la primera vez que sufre con un embarazo, la ex de Nick Lachey padeció problemas debido al aumento excesivo de peso superando las 200 libras.

Incluso, ella ha revelado varias veces lo terrible que se siente y lo mucho que desea recobrar su cintura este 2019.

[metroimage ids=”10-97306″ description=”” align=”” imagesize=”original” design=”” link=”” target=””] Fue en septiembre que anunció que ella y su esposo Eric Johnson esperaban a su tercer hijo. La pareja tienen dos: Maxwell Drew Johnson, de 6 años y Ace Knute Johnson, de 5.

Después de dar a luz del segundo firmó un contrato con la empresa Weight Watchers para bajar los más de 90 kilogramos que subió.

 

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.