La perspicacia y el coraje, el mejor legado que dejó el creador de “Tardes chapinas” en la marimba

Este domingo falleció Ángel Mario Figueroa, creador del famoso programa “Tardes chapinas” de Fabuestéreo 88.1 FM.

Por Mónica Ávila

El medio radial amaneció de luto en Guatemala con el fallecimiento del ícono de la operación y transmisión en radio, Ángel Mario Figueroa.

Durante años, Figueroa fue la persona que le dio vida a los programas “Tardes chapinas” y "Fabumarimba".

Dichos proyectos le brindaba un espacio artístico a decenas de conjuntos marimbísticos guatemaltecos.

Su muerte ha afectado a decenas de músicos, quienes han enfatizado su tristeza ante la noticia.

Figueroa se inició desde muy pequeño en el mundo radial. Según afirmó en una entrevista, sus primeros pasos los dio en Radio Internacional.

Yo era un patojo inquieto y me dieron la buena noticia que me iba a quedar en la radio”, explicó en ese entonces el creador de “Tardes chapinas”.

Tardes chapinas Twitter

 

Fue en 1963 cuando se embarcó oficialmente en su primer aventura radial. Sus grandes sueños y anhelos le permitieron ser operador de importantes programas en la radio.

Posteriormente en 1979 fundó el programa “Fabumarimbas” de Fabuestereo 88.1 FM, del Grupo Emisoras Unidas. El proyecto nació con el fin de darle un “primer plano” a la marimba.

Todo un ícono radial

En el año 2000 le dio vida al programa “Tardes chapinas”. En este se podían escuchar piezas musicales en vivo. Además, se compartían datos interesantes de los diferentes conjuntos marimbísticos invitados.

Asimismo, con el apoyo de Emisoras Unidas surgió el tradicional “Ensamble de marimba”. Dicho evento se realiza en la Gran Sala “Efraín Recinos” del Centro Cultural “Miguel Ángel Asturias”.

A lo largo de todos estos años, Figueroa apoyó incansablemente a conjuntos de la talla de: La Soberana Gallito, Chapinlandia, Estrella de Guatemala, Marimba Ideal, entre otros.

Tanto la lucidez como el coraje de Ángel Mario Figueroa permitieron darle un mayor empuje a la marimba en el país, tanto dentro como fuera de la cabina.

El programa “Tardes chapinas” se convirtió en uno de los favoritos, al que asistieron miles de guatemaltecos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo