La saga fílmica de Millennium regresa con “The Girl in the Spider's Web”

El cineasta uruguayo Fede Álvarez, que dirige “The Girl in the Spider's Web” (“La chica en la telaraña”, en Latinoamérica), protagonizada por Claire Foy, habla sobre este nuevo comienzo que ya se proyecta en las salas de cine guatemaltecas.

Por David Lepe

Si algo ha demostrado Fede Álvarez es que, en su corta trayectoria como cineasta, ha logrado atrapar la atención del público. El uruguayo de familia sueca es cordial, relajado, pero con una mente que crea a cada minuto, “vivo en mi propio mundo de ficción”.

Tras las versiones filmadas en Suecia en 2009, además de la versión estadounidense de "The Girl With the Dragon Tattoo" (2011), dirigida por David Fincher y protagonizada por Daniel Craig en el papel del periodista Mikael Blomkvist y Rooney Mara en el de Lisbeth Salander, llega un nuevo capítulo de "La Chica en la Telaraña" ("The Girl in the Spider's Web").

Basada en el libro homónimo escrito por David Lagercrantz y el tercero en la saga Millenium creada por Stieg Larsson, la trama de la historia sigue a la hacker Lisbeth Salander y al periodista Mikael Blomkvist, quienes se encuentran atrapados en una red de espías, ciberdelincuentes y funcionarios corruptos del gobierno.

A siete años, inicia un nuevo capítulo, y Fede Álvarez charló sobre cómo retomó al personaje, con una dosis de heroína urbana, que busca la justicia en favor de las mujeres.

“Técnicamente, ésta sería la segunda película de Dragon Tattoo. Creo que el libro dos y tres fueron una continuación directa de la primera historia… es necesario que hayas visto la primera para entender qué está pasando allí; creo que lo bueno de esto es que es un nuevo comienzo, en cierto modo”, dijo Fede Álvarez.

Durante la cinta se habla de la violencia familiar: “No tratamos de denunciar ese tipo de temas, pero fue importante ponerlos en el contexto durante la cinta. Mi idea siempre fue hacer un filme de acción, donde los personajes fueron muy humanos, aunque a veces cometan cosas terribles".

"Exploré la soledad, los miedos, las consecuencias de los padres en los hijos, pero sobre todo mostrar a las mujeres con una fuerza, ya sea negativa o positiva”, añadió.

Al preguntarle si hubo algún tipo de miedo al adaptar el guión, comentó: “Miedo como tal, no tanto.  Honramos todas las historias pasadas de los personajes, pero con un estilo propio. Hay fieles seguidores de la cinta que se hizo en 2011, y no queríamos despegarnos mucho de ese legado, sobre todo, la intención era acercarnos a una nueva audiencia".

"Cuando retomas historias, siempre está el reto de atrapar la atención de los que son fanáticos de las películas y los libros. Sí debo decir que esta adaptación, pese a la insistencia de los fans, no continúa con la misma visión que David Fincher  en The Girl with the Dragon Tattoo, el primero de los libros Millenium en llegar a la  pantalla grande, porque es un reinicio”, agregó.

El cineasta quedó satisfecho con la actuación de la actriz británica, Claire Foy.

“Para mí fue un placer conocer a Claire, es de esas actrices con cara de ángel, pero que logran transmitir todo tipo de emociones frente a la cámara. Me encontré con la versión real del personaje y simplemente pasé mucho tiempo con ella; es decir, construimos a Lisbeth sin límites”, concluyó.

Texto: Gabriela Acosta Silva/Publinews Internacional

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo