Ronald MacKay: “Yo voy a salir en una película de Hollywood”

El locutor nos confiesa que comenzó a trabajar desde los 9 años y laboró como mecánico, vendedor de libros y panadero entre otros…

Por Mónica Ávila

Ronald MacKay se ha convertido en todo un personaje guatemalteco.

Proveniente de una familia “que le gusta llamar la atención”, el también locutor platicó con Publinews sobre sus planes, su faceta como papá y nos confesó qué sucederá con las choco reacciones y los doblajes de al Buen Chapín.

Recientemente se estrenó como imagen de la nueva campaña de las tiendas Megapaca y esto nos contó.

Casaqueando de visita en @publinewsguatemala

A post shared by Ronald MacKay (@ronald_mackay) on

  • Haz logrado muchas cosas, eres youtuber, influencer, doblador de voces, etc. ¿Disfrutas hacer todo eso?

Yo me la paso bien, ahora hasta soy como “imagen de la Megapaca. Recuerdo que todo inició cuando con mis hijos íbamos a la Megapaca de la zona 18, siempre me gustaron las fotos de sus vallas y les dije: “Patojos, van a ver que un día de estos me van a ver en una de esas vallas”, y ellos se reían.

Al rato se dio el chance. Soy de esas personas que mantiene mucho tiempo en la Megapaca, tengo más de 300 playeras y sigo comprando.

  • ¿Cómo podrías definir al personaje de las vallas de la Megapaca?

Es como yo. Mucha gente me pregunta que si me fui a meter a la fuente del palacio y sí, nos metimos, estuvo bien chilero. Siempre quiero reflejar como soy, le he mostrado a la gente que no soy una imagen o un estilo de vida. La imagen muestra a alguien con instinto de cazador, alguien que siempre anda buscando nuevas oportunidades.

  • Muchos guatemaltecos te admiran y quisieran seguir tus pasos. ¿Te consideras un influencer?

No y no me gusta la palabra. Tampoco me gusta la palabra orgánico. De repente tuve la oportunidad de que me prestaran atención y fue porque de plano agradecen mi sinceridad, no pretendo agradar a nadie. Igual, la gente sabe cuando me invento algo. Lo que sí procuro es decirles las cosas, pero no los estoy influenciando.

  • ¿Prestar la voz en “Emoji: la película” te abrió más puertas profesionales?

Quiero hacer más, fue algo muy importante, pero debo continuar. Ya les dije a mis hijos que algún día apareceré en una película de Hollywood, aunque sea de extra, y se los dije después de lo de la valla, estoy seguro que me voy a colar en algún filme. Siempre me voy topando con cosas que me parecen divertidas.

  • ¿Actualmente en qué proyectos estás trabajando?

Estoy cambiando la manera de cómo hacia videos. Estoy en una etapa que quiero llegar a otro público. Algunos dicen que ya no soy chistoso, pero yo hago cosas que me hacen feliz. Me estoy metiendo a ser gamer y me la estoy pasando muy bien. Ahora estoy más tiempo con mis hijos, de vez en cuando hago parodias.

  • ¿Cómo eres de papá?

Soy genial (risas). No soy regañón, porque ya me di cuenta que se me pasa la mano y después me siento mal. Aunque trato de darles moralejas, quiero que ellos encuentren lo que quieren ser en la vida. En los videos más recientes que he subido, ellos han sido mis camarógrafos e iluminación.

  • ¿Cómo eras de pequeño y que querías ser?

Tímido y me la pasaba encerrado. Pero, siempre imaginaba que iba hacer algo, me imaginaba como héroe de acción. Cuando era pequeño pensaba que era Superman, hasta me tiré de unas gradas.

Siempre estaba lleno de fantasía, a mis papás no les agradaba mucho que hiciera voces y mis locuras, me reprimieron un poquito. Pero también tuve una infancia llena de aventuras, me la pasaba de un lado para otro.

  • Bueno y… ¿porqué te gusta Superman?

Porque es guapo (risas), son bromas. Me gusta por la música, por lo increíble que es, es una persona libre y súper poderosa.

Mi papá fue quien me endosó la afición a los cómics. Me encantó tanto mi infancia que quise que fuera más larga, tal vez por eso me comporto así.

  • ¿Tienes algún amor platónico?

Lo tuve cuando era pequeño, mi maestra de tercero primaria, pero después me di cuenta que todos somos iguales. Quiero ser como mi familia, como mi abuelo, a quien todo mundo lo miraba con admiración, él era un atleta reconocido.

  • Has dejado de hacer las famosas choco reacciones y los doblajes de Al Buen Chapín… ¿Qué va a pasar con ellas?

Ya no quiero más, es mejor que se queden pidiendo a que digan que ya se aburrieron. No me importa que lo que hago ahora ya no tenga impacto, lo que quiero es distraerme y ya. No me importa ni la fama, ni el dinero.

Trabajo desde los 9 años, mis papás me lo inculcaron. Fui panadero, atendí una tienda naturista, vendí libros de puerta en puerta, trabajé de aprendiz en un taller de pintura y hasta estuve por un tiempo en una aceitera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo