Con imágenes, Ale de Luna mostró paso a paso lo grave que estuvo y cómo su vida cambió

La esposa de Cashito Luna se enfrentó a una prueba dura en su vida cuando se le paralizaron los intestinos, tras varias cirugías cuenta cómo se siente.

Por Luisa María Godínez

A finales de diciembre, la nuera de Cash Luna, Ale de Luna, reveló en sus redes sociales que se encontraba delicada de salud.

"Estoy delicada sí, se me paralizaron mis intestinos y ¡estamos evitando otra cirugía! Les pido a todos sus oraciones en este momento más difícil", señaló.

La joven viajó al extranjero para tratar este padecimiento, semanas después se enfrentó a otra dolorosa prueba y por medio de su cuenta de Instagram pidió oraciones para ella.

La operación se llevó a cabo y de acuerdo a la publicación le cortaron 15 cm de intestino, removieron partes del intestino delgado que estaban pegados con el grueso.

"Testimonio de vida"

Tras cuatro difíciles meses y varias cirugías, la esposa de Cashito expresó que la mujer que se fue no es la misma que regresa.

"He conocido y escuchado a Dios de manera diferente, he aprendido cosas a puras lagrimitas , y es demasiado lo que mi mente o corazón trata de captar".

Con imágenes fue mostrando paso a paso lo grave que estuvo y lo duro que fue no poder alimentarse mientras tenía un tubo atravesando su garganta.

"Tenía íleo paralítico, no podía comer ni beber, estuve así durante 17 días, 10 días con comida parenteral (a la vena)
1 semana con un tubo atravesado en mi garganta y nariz, sonda nasogástrica conectada a una máquina que succiona jugos gástricos para ya no vomitar más y que los intestinos se desinflamen, y sacar el aire!", reveló.

No puedo expresar en palabras lo que mi corazón siente, y todavía no me la creo! Lo que si se es que la Ale que regresa no es la misma de hace 4 meses! He conocido y escuchado a Dios de manera diferente, he aprendido cosas a puras lagrimitas , y es demasiado lo que mi mente o corazón trata de captar! La primera foto es hoy! La segunda foto es hace exactamente 3 meses, subiendo a un avión donde no sabía que iba a pasar o como lo íbamos a solucionar ! 3era foto en el hospital después de mi cirugía del 26 de febrero donde me quitaron parte del intestino delgado 4ta foto…. tenía hilio paralítico, no podía comer ni beber, estuve así durante 17 días, 10 días con comida parenteral ( a la vena) 1 semana con un tubo atravesado en mi garganta y nariz, sonda nasogástrica conectada a una máquina que succiona jugos gástricos para ya no vomitar más y que los intestinos se desinflamen, y sacar el aire! Los primeros días muy duro, que creo que nadie se atrevió a tomarme foto…. solo esta que tomó mi esposo cuando mi papá oraba por mi esperando un milagro! En noviembre una operación, diciembre otra operación, mi cumple, navidad y año nuevo en el hospital! Febrero otra operación! En 5 años 7 operaciones! Dios es bueno, real y sanador! Gracias por sus oraciones! 🙂 Agradecida de sus maravillas! Cuento las hrs para estar en mi casa y ver a mis hijos! 💞🙈

A post shared by Ale Hernández De Luna (@alehluna) on

Luego de varios meses lejos de casa, la joven regresó para estar con sus hijos mientras aún sigue en proceso de recuperación.

Más detalles

Publinews consultó con el gastroenterologo, Enrique Ávalos, sobre este problema e indicó que de no haber sido intervenida quirúrgicamente de inmediato su vida pudo correr peligro.

"La oclusión intestinal tiene un índice de mortalidad de entre un 10 y un 25%, por lo que debe ser considerada con seriedad. Por cada hora que corra sin recurrir a medidas terapéuticas, el riesgo del afectado aumenta en un 1 por ciento", revelo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo