Acusan de delincuentes a promotor y fotógrafo de Julión Álvarez

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó a los trabajadores del cantante mexicano de participar en delitos ilícitos.

Por Mónica Ávila

Julión Álvarez continúa dando de qué hablar. Ahora resulta que su promotor, Jesús Pérez, es acusado de ser narcotraficante y su fotógrafo Miguel José Leone de ser  dirigente de una red internacional de trata, esto al servicio de dos cárteles mexicanos.

Fue el Departamento del Tesoro de Estados Unidos que informó de la situación.

“Estamos identificando a estos individuos que trabajan en nombre de los jefes del narcotráfico. Ellos respaldan sus estilos de vida opulentos mediante el tráfico de drogas ilegales hacia los Estados Unidos”, explicó Sigal Mandelker, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera a través de un comunicado.

Sábado de escuchar a @julionalvarez 👏

A post shared by julion Álvarez ídolos (@julionalvarezz) on

Pérez, quien ha sido promotor de Julión Álvarez y representante de Gerardo Ortiz, es acusado de ayudar al cartel Jalisco Nueva Generación y a Los Cuinis a lavar las ganancias de las drogas y a glorificar sus actividades criminales a través de la industria musical mexicana.

Por su parte, las autoridades de EE. UU. señalan a Miguel Leone como director de una red de prostitución internacional, mediante la cual recluta a modelos y participantes en concursos de belleza en Sudamérica y Europa para prostituirlas.

@furiamusicaloficial #JulionAlvarez Y Su Norteño Banda.

A post shared by julion Álvarez ídolos (@julionalvarezz) on

Estados Unidos señaló que Pérez promueve actos musicales como los de Julión Álvarez, cantante mexicano quien fue acusado de lavado de dinero en agosto de 2017.

El popular intérprete de música regional mexicana fue identificado junto con otros 21 mexicanos, incluido el galardonado futbolista Rafael Márquez, como prestanombres de los cárteles de la droga mexicana para lavar dinero con sus empresas.

Según las acusaciones el intérprete oriundo de Chiapas, México habría facilitado tres empresas establecidas en Jalisco a la organización liderada por el capo Rafael Flores Hernández, para limpiar las ganancias que obtiene de manera ilícita.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo