Una exasistente de Harvey Weinstein trató de evitar que abusara de mujeres en 1998

Tras librarse de un contrato de confidencialidad, una antigua asistente de Weinstein detalló cómo ella intentó evitar que el productor siguiera acosando a otras mujeres.

Por AP

Una antigua asistente de Harvey Weinstein dijo que trató de evitar que el productor de Hollywood abusara de mujeres hace dos décadas, cuando le hizo firmar un acuerdo legal que lo obligaba a buscar terapia y corregir su conducta.

Zelda Perkins renunció a la productora de Weinstein en 1998, junto con una colega que acusó al empresario de tratar de violarla.

Como parte del acuerdo, Perkins firmó un acuerdo de confidencialidad que a su vez comprometía a Weinstein a asistir a terapia por tres años y también requería que la empresa revelara la información a su entonces propietaria, Walt Disney Co., o que despidiera a Weinstein si éste volvía a pagar para tapar sus supuestos delitos.

Zelda Perkins Foto: Getty Images

Perkins dijo que su esperanza era “crear una protección para la gente en el futuro”.

Bajo los términos del acuerdo, Perkins eligió el terapeuta que tendría que consultar Weinstein. Dijo que desconocía si el productor fue alguna vez a las sesiones que requería.

"No tengo idea de si alguna de las obligaciones se cumplió”, dijo Perkins a The Associated Press.

Agregó que un año después de que dejó la empresa se topó con Weinstein en el Festival de Cine de Cannes y “me dijo que todo lo que yo había hecho no tenía sentido”.

Será testigo en juicio contra Weinstein

Perkins testificará el miércoles ante la Comisión de Igualdad para las Mujeres del Parlamento Británico que investiga el acoso sexual y el uso de acuerdos de confidencialidad. La legisladora conservadora Maria Miller, quien encabeza la comisión dijo que existen temores sobre que las órdenes mordaza podrían usarse para “enmascarar la escala de este problema”.

Los acuerdo de confidencialidad son comunes en el mundo corporativo, pero Perkins dice que por su experiencia se pueden usar para permitir que los perpetradores se salgan con la suya tras cometer delitos mientras que silencian a las víctimas.

El acuerdo que firmó Perkins la mantuvo en silencio sobre el comportamiento de Weinstein por casi 20 años. Él siguió siendo uno de los productores más poderosos de Hollywood hasta finales del año pasado, cuando decenas de mujeres, incluyendo importantes estrellas de Hollywood lo acusaron públicamente de toquetearlas, exhibirse u obligarlas a tener sexo.

Desde entonces Weinstein ha sido despedido de la empresa que co-fundó y expulsado de la academia de Hollywood. La policía en Estados Unidos y Gran Bretaña investiga múltiples acusaciones de acoso sexual.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo