Selena Gomez pone en privado su Instagram pero antes envía un poderoso mensaje

La cantante estadounidense decidió cambiar la configuración de su cuenta luego de publicar una parte de un artículo que publicó Billboard sobre ella.

Por Luisa María Godínez
Selena Gomez - Foto Billboard
Selena Gomez pone en privado su Instagram pero antes envía un poderoso mensaje

Selena Gomez ha desaparecido de Instagram, al menos para todos aquellos que no estén entre sus más de 130 millones de seguidores.

La cantante decidió privatizar su cuenta hace tan solo unas horas. Y todo apunta a que su acción está relacionada con un Stories que publicó para borrar minutos más tarde:

En la publicación puede apreciarse una captura de pantalla con un texto entrecortado y la frase

"Nunca dejaré que otro ser humano adivine mis palabras. Ni los invitaré a mi casa. Eso es muy doloroso. La parte más ridícula de esto es que nadie sabe lo que hay en mi corazón cuando digo cosas".

¿Qué le molestó?

Estas palabras de la también actriz se refiere a una parte de la entrevista que concedió a Billboard con motivo de su reconocimiento como "Mujer del año".

Todo parece indicar que  no está muy contenta con la manera en la que comienza el texto de la entrevista.

Antes de las preguntas, la periodista que habló con ella se dedicó a describir la casa de la artista.

"Hay un oso de peluche de cinco pies tirado en el suelo de la cocina en la casa de Selena en el norte de Hollywood. 'Lo sé, lo sé', dice, poniendo los ojos en blanco, reconociendo que el animal de peluche no combina del todo con el trío de butacas acurrucadas en el acogedor rincón con detalles de mármol. 'Fue un regalo, y al principio pensé: 'Esto es tan ridículo, no puedo esperar a regalarlo a otra persona'. Pero Gomez, de 25 años, aún no lo ha soltado".

 

  • ¿Cambiará de opinión?

Por ahora está comenzado a remontar el vuelo, tanto en lo personal como en lo profesional, después de haberse enfrentado a una operación de riñón y haberse alejado de los escenarios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo