Nastassja Kinski: “Tienes que enamorarte de la extraña que hay en ti”

Metro habló con la actriz y ex modelo alemana.

Por Metro

Nastassja Kinski fue la invitada especial del Locarno Festival, llevado a cabo en la adorable ciudad de de Ticino, en la Suiza italiana, rodeada por los Alpes y por el lago Maggiore. En el año de la celebración de la septuagésima edición del festival, vi a Nastassja Kinski por primera vez en mi vida. Fue en mitad de la Piazza Grande, entre los otros 9 mil espectadores que llenaban completamente el lugar. Irónicamente, el festival que entrega el Leopard Award a la mejor película le entregaría un premio especial a la actriz que se transformó en una pantera negra en la icónica “Cat People”, la visión personal de Paul Schrader sobre el horror clásico que Jacques Tourneur hizo en 1942 (y cuya carrera estaba en retrospectiva en el festival).

En ese momento estaba lejor de saber que podría hablar con Kinski sobre películas, la fama y los deportes. Y que ella confesaría su admiración por el futbolista Cristiano Ronaldo, como parte de su largamente deseado proyecto documental sobre deportistas de alto redimiento. Ese es el porqué que nuestra conversación reveló un inesperado, y también menos conocido, lado sobre Kinski.

¿Cuál debe ser la imagen más inmediata que viene a nuestra mente cuando pensamos en Nastassja? Quizás una muy lejana a una deportista de alto rendimiento. Pero quizás si es que lo pensamos por un momento, su figura atlética, quizás los niveles altos de adrenalina que tenemos mientras vemos sus películas, seguramente la alta exposición mediática con la que ha tenido que lidiar, y por sobre todo la concentración constante por dar lo mejor de sí, no estarían lejos de nuestros pensamientos. Así que quizás no estemos tan lejos, ¿cierto?

Imagínense siendo vistos por Wim Wenders para participar en una película a través de las carreteras de Alemania (“Wrong Movement”, de 1975). Nueve años después se volverían a reunir para “Paris, Texas” (1984), pero en ese entonces, por supuesto, Nastassja ya era una estrella del cine. La estrella que Wenders visionó. Trabajarían de nuevo en “Faraway, So Close”. Por supuesto, a esas alturas ella ya había conocido a su otro mentor, Roman Polanski, y también había sido alabada por su trabajo en “Tess” (1979), donde es secudica, seduce de vuelta y nos seduce a nosotros. También, el mundo ya había visto tanto su transformación y su magnetismo en “Cat People” (1982) como su canto y su baile seductor en “One From the Heart”, de Francis Ford Coppola, el mismo año. Esta persona extremadamente deseable (sus ojos y su voluptuosa boca le llevaron a ser un modelo de belleza femenina) también fue parte del porqué se volvió un estereotipo para varios roles de rusa. Por supuesto, le ayudó saber hablar fluidamente alemán, inglés, francés, italiano y ruso.

Para ser honesto, la idea de entrevistar a la actriz alemana Nastassja Kinski estaba un poco más allá de mi lista de deseos. No solo porque su agenda estaba copada por ser una celebridad en el festival, sino que también porque probablemente a la mitad de los periodistas presentes les habría encantado poder entrevistarla. Así que estaba muy ansioso cuando su publicista en Locarno me escribió para proponerme un cara a cara con la actriz. Sí, a veces nuestra estrella de la suerte brilla de las formas menos esperadas.

Estás trabajando en un proyecto llamado “Impossible is Nothing”. ¿Cuánto tiempo has dedicado al estudio de la disciplina y concentrado en la vida de deportistas?

– Desde hace algún tiempo. Ellos tienen una vida realmente dura, sabes, y tienen que estar preparados para levantarse siempre y estar concentrados.

La mayoría del tiempo tienen que mantenerse a tope…

– Por supuesto, tienen que ser una alternativa clara.

El nombre de tu proyecto nos dice muchísimo. Y en muchos niveles.

– Estoy contenta de que tengas esa impresión, porque la gente piensa que es solo sobre deporte. Y no es solo sobre deporte.

Claro. Pienso que la fórmula del “nada es imposible” puede ser aplicada a nuestra propia vida.

– Sí, a todas las personas. Deberíamos ser campeones de nosotros mismos. Así es cómo lo veo. Podemos ser lo que queramos y hacer lo que queramos. Todo es posible. Pero, al mismo tiempo, este es un proyecto que tiene que ver con el movimiento, con ese movimiento que nos hace sentir bien, fuertes.

Así que eras una atleta súper joven, y empezaste tu carrera muy temprano.

– Amo que digas que era una atleta joven, porque en cierta forma lo era.

¿Cómo era Nastassja Kinski antes de hacer películas? ¿Cuáles eran tus sueños?

– ¡Era una soñadora! Soñaba mucho, algo que siempre me ha ayudado. También era una persona muy musical, la música me ayudó muchísimo. Y bailar, el agua, nadar. Me di cuenta de que me sentía mejor con todos esos elementos.

¿Sientes que la actuación es parte de eso que dices? ¿Tiene las mismas dinámicas?

– Eso pienso. También es movimiento, de alguna forma. Se está llevando a cabo una acción. Como los atletas, también tenemos que prepararnos.

Y ¿en qué etapa está tu proyecto ahora?

– Necesito productores de todo el mundo. Ya tengo uno alemán.

¿Te pusiste en contacto con Cristiano Ronaldo?

– No, él es imposible de contactar. Ah, nada es imposible. Así que, quién sabe… yo sé. Pero alguien como Cristiano Ronaldo es realmente otra cosa. Es otro planeta.

¿Son los atletas distintos a las estrellas de cine?

– Sí. Es algo totalmente separado. La popularidad es vista de otra forma, es la gente del país… tú eres nuestro. Los actores ya no son fáciles, pero los atletas también tienen su séquito.

Volviendo a Locarno, y a los festivales, aquí se han juntado las dos películas “Cat People”. La versión original, de Jacques Tourneur, con un homenaje a su filmografía, y también la versión de Paul Schrader, de 1982, con uno de tus roles más famosos. ¿Qué representa para ti esa película y ese momento?

– Creo que es realmente genial, pero nunca pensé que estábamos haciendo una secuela. Es una película única. Es increíble para mí. También estoy muy agradecida cuando pienso en esto. Es genial cuando podemos vivir nuestros sueños a veces, eso es realmente increíble. Esta película es parte de uno de los momentos más grandiosos de mi vida. Por eso me siento bendecida y agradecida.

Volviendo a cuando estabas viviendo los locos 80’, ¿cuán difícil fue hacer frente a todo?

– Pienso que estaba rodeada de personas muy interesantes. Pero al mismo tiempo era simplemente la vida diaria. Pero mantengo ese entrenamiento, como un atleta, como tú dijiste. Siempre en una atmósfera artística. Voy al teatro mucho.

¿Qué te ayudó a vivir en esos días?

– Estaba entre personas a las que admiraba un montón, que miraba hacia arriba. Me sentía un poco como Alicia en el país de las maravillas. Me sentía constantemente impresionada por todo y por todos. Estaba en un estado de admiración constante.

Nastassja Kinski Getty
A tus veinte ya habías trabajado con algunos de los directores más respetados: Wenders, Schrader, Coppola…

– Sí, es verdad. Todos ellos fueron como unos profesores. Y los fotógrafos también fueron importantes. Por supuesto, vi muchas películas, sin parar.

Eso era como el deporte, en cierta forma. Aquí vamos de nuevo…

– Sí (risas), las películas fueron mi deporte, mi fantasía.

Tu otro encuentro aquí en Locarno fue mientras veías “Lucky” con tu buen amigo Harry Dean Staton, con quien trabajaste en “Paris Texas”. De nuevo, un recuerdo que estoy seguro está muy presente en ti.

– Absolutamente. Hice tres películas con Harry Dean. Él es un hombre y un actor maravilloso. Así que esa película es muy particular en su vida y en la mía. Todo por Wim (Wenders). Pero Wim es toda mi vida.

El es como un mentor tuyo, podríamos decir.

– Correcto. También fue la primera persona que me dio una película. Era un buen proyecto. Así que trabajamos juntos una y otra y otra vez, y era como una familia.

¿Te acuerdas del momento cuando te invitó a trabajar en “Wrong Move”, en 1975?

– De hecho, en realidad fue su esposa en ese momento. Yo tenía 12 años en ese entonces. Lisa Kreuzer, es una actriz muy buena. Ella me vio y empezó a hablarme de esta película. Era muy amable y cariñosa. Cuando me lo preguntó, le dije que tenía que preguntarle a mi mamá. Fue algo así. Afortunadamente, Wim también estuvo de acuerdo, porque si es que hubiera dicho que no, quizás no habría existido Nastassja. Ellos eran muy unidos y ella le conocía muy bien, y afortunadamente su visión funcionó.

¿Cómo te sientes cuando todos se acercan a ti y te preguntan por estas películas increíbles que hiciste en el pasado?

– Entiendo totalmente que a la gente le dé curiosidad. Pero yo solo me siento muy afortunada por haberlas hecho. Por estar rodeada por las personas magníficas que me rodean, haber visto el mundo, haber conocido a las personas más interesantes. Por ejemplo, me acuerdo haber conocido a Orson Welles…

¿Dónde fue?

– Fue en Suecia, cuando le entregué un premio a Ingmar Bergman en reconocimiento a su vida. Me acuerdo de estar entre los bastidores y ahí estaba Welles. Había visto “Citizen Kane” en París, en la Cinemateca Francesa, y estaba fascinada por estar cerca de él. Así que, de cierta forma entiendo lo que la gente siente cuando están cerca de una celebridad.

Es fascinante cómo este hombre pudo resumir todo lo importante en la vida solo en una palabra: “Rosebud”. ¿Tú también tienes una palabra que resume tu vida?

– Tienes que tener una. Porque es fácil dejarte llevar. Tienes que enamorarte del extraño que llevas dentro, pienso.

Estoy de acuerdo. Tienes que tener esa energía y ese espíritu, como los atletas. Tienen que estar muy seguros de sí mismos…

– ¿Sabes de ese momento cuando Cristiano estaba siendo seguido por un periodista sin ningún respeto una vez, cuando iba a entrenar o algo así, y él tomó su micrófono y lo tiró al agua?

Sí, por supuesto, fue hilarante…

– Él tuvo que haber tenido una razón. Tienes que poner un límite.

¿Has estado alguna vez en una situación así, en la que hayas llegado a tu límite?

– Sé que algunas veces no es fácil trabajar de periodista, pero a veces, si es que cruzan ese límite, habrá consecuencias.

Paulo Portugal / MWN en Locarno, Suiza

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo