Las canciones de Selena revivirán en Guatemala con “El chico del apartamento 512 musical”

Durante julio se presentará la obra “El chico del apartamento 512 musical”, con elenco guatemalteco, que relatará la historia de un barrio, en la que la música de Selena será la protagonista.

Por David Lepe

Un barrio, personajes coloridos, romances, risas, drama, amor y desamor se presentará en la obra “El chico del apartamento 512 musical”, en la que 15 actores, ocho bailarines y un mariachi en vivo utilizarán las canciones más emblemáticas de la cantante Selena para relatarnos la historia.

La trama principal no se trata de la historia de la cantante estadounidense, sino de las relaciones humanas entre varias personas de un vecindario guatemalteco. Las funciones serán del 7 al 30 de julio, en el Teatro Lux (6a. avenida y 11 calle, en la zona 1), los viernes y sábado, a las 20 horas, y los domingos, a las 17 horas. El precio de la entrada será Q150.

“El año pasado trabajamos ‘Con todos menos conmigo’, con música de Timbiriche, pero antes ya tenía escrito el libreto de ‘El chico del apartamento 512’, pero decidí presentar primero la del grupo mexicano porque habían rumores de que se reunirían”, expresa Yefry Lemus, escritor, productor y director de la obra.

“Soy fanático de Selena, así que, para rendirle tributo, presentaremos esta obra. Cada vez que veo al elenco cantar algo de Selena, revivo mucho de ella”, añade.

Otro de los objetivos de la obra es mostrarle a las nuevas generaciones la música de la fallecida artista, como las canciones “Carcacha”, “Bidi bidi bom bom”, “Como la flor” y “El chico del apartamento 512”, que le da el nombre a la obra musical.

“Sé que Selena es ella, Selena Quintanilla, pero los jóvenes menores de 18 años creen que la única Selena en el espectáculo es Selena Gómez. Queremos que otra vez se posicione su música en Guatemala”, afirma Lemus, quien anuncia que varios personajes utilizarán vestidos, maquillaje y peinados que Selena mostró durante su carrera.

Algunos de los personajes de la obra

Fernando, el chico del apartamento 512

Es un joven muy honesto, sincero y noble. Se enfoca mucho en sus estudios. Tiene un apego especial a su abuelo, con quien hacen una muy buena química. En la obra, Fernando llega al apartamento y queda flechado por el personaje de Isa.

“Cuando era niño escuchaba a Selena”, recuerda Vito Leal, quien interpreta a Fernando. “En esa entonces estaba muy de moda su música. Era como el ‘boom’ en ese momento, pero cuando crecí, ya no la escuchaba mucho, aunque sabía de su importancia. Su música es maravillosa. Es una artista que tuvo un talento impresionante y una carrera exitosa”, agrega.

Isabel (“Isa”)

Es una joven de 16 años, dulce e inocente, pero también impredecible. Vive en el vecindario y tiene a una amiga, cuyas intenciones no son las mejores. Desde que ve al Fernando queda impresionada. “A Selena la conocí cuando tenía 6 años, porque mi abuela escuchaba un disco de ella”, expresa Sophía Muralles, quien interpreta a Isabel.

“A pesar de que sí cantaba y bailaba sus canciones, no tenía discos de ella. Cuando Yefry me invitó a este proyecto, ya conocía las canciones, pero no su carrera. Hasta ahora me informé, vi sus videos y conocí acerca de su vida”, añade.

“No quería a alguien de 20 años interpretara a una chica de 16 años. Por eso elegí a Sophía, que interpreta de manera genial a Isa”, dice el director.

Sandra García

Es la mamá de Isabel. Es una madre soltera. Su padre murió y trabaja de enfermera para mantener a su mamá y a su hija. Es muy luchadora y tiene un amor prohibido. Lleva enamorada años de un compañero del hospital donde trabaja. “Conocí a Selena en la cafetería (risas)”, explica Merlyn López, quien personifica a Sandra.

“Mi mamá tenía una cafetería en la zona 1 y la música que utilizaba para atraer clientela era la de Selena. Lo que me marcó de Selena fue su vibrato. Le preguntaba a mi papá, que es músico, cómo lo hacía. Ella me inspiró para trabajar mi vibrato”, agrega.

Charrito

“Mi vida ha estado rodeada de música desde pequeño”, dice Edgar Ruiz, quien personifica a Charrito. “Mi padre es mariachi y mi abuelo era músico. En este musical verán algo que ningún mariachi ha hecho antes en Guatemala. La producción tiene un nivel internacional. Mi personaje es un hombre enamorado, que siempre anda tirando piropos”, agrega.

Nicolás

Nicolás tiene 24 años, es muy alegre y le encanta ser el centro de atención. Le aporta mucha comedia a la obra. Es una diva. Junto con Rosarito y Constanza le dará la sazón de comedia y alegría a la obra.

“Estos tres personajes son básicos en un barrio, porque está la chismosa, la empleada doméstica y el joven gay”, explica Alejandro Hernández, intérprete de Nicolás.

“Tengo una hermana que canta y un tío que es músico en la OSN. Desde niño, mis hermanas tenían discos de acetato de Selena. Aunque ahora regresaron a estar de moda, antes habían muchos discos de este tipo. Así conocí a Selena. La música de Selena trasciende. Me gusta la idea de presentarle en el futuro esta música a mis hijos. La gente sigue bailando estas canciones”, añade.

Herbert

Es el más grande de la obra. Es el abuelo de Fernando, quien anda en la búsqueda de un amor y una estabilidad. “Herbert anda en la búsqueda de reiniciar su vida. Encuentra a la flor más maravillosa del mundo”, comenta Gustavo Ostrich, quien personifica a Herbert.

Inés García

Inés García es la madre de Sandra y abuela de Isa. “No tengo hijos y tampoco soy viuda, pero he cuidado niños, así que sé qué es esa responsabilidad”, expresa Noris Barrios, quien interpreta a Inés.

“Es interesante jugar a alguien que no se es y experimentar cosas que no han sucedido en la vida”, añade la experimentada cantante, que con esta obra estará debutando como actriz.

El personaje, por una parte, es frío. Existe la posibilidad de que vuelva a enamorar o que vuelva a existir alguien en el camino, pero todavía está por verse.

“Mi contacto con Selena es fuerte. Inclusive, una vez, cuando yo cantaba en hoteles, ella vino a Guatemala y se hospedó donde yo me presentaba. Cantaba temas de ella. Resultó que esa noche, músicos de ella se subieron conmigo al escenario para tocar conmigo”, recuerda la artista nacional.

“Siempre admiré a Selena por su forma de cantar. Hasta el sol de hoy, ha sido la única persona que le ha logrado dar un giro a la cumbia. Lo que se escuchaba antes de ella era el mismo sonsonete. Ella, cantando en la forma que lo hacía, junto con los genios que producían su música, en los que se incluye su hermano A. B. Quintanilla, marcó una época”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo