"No más Photoshop": Estas famosas fueron víctimas del retoque digital

Por Publinews

Lucir un cuerpo esbelto, mejorar los atributos y eliminar las imperfecciones siguen siendo los ideales de mujeres. Y el Photoshop o retoque digital se ha convertido en su mejor aliado para conseguirlo.

Aunque la mayoría de las celebridades que aparecen en las portadas de revistas, promocionales de películas o carátulas de discos son retocadas, algunas prefieren mostrar y defender su lado más natural.

La actriz Gabourey Sidibe, quien protagonizó en 2009 la película “Precious”, es una de ellas; pero eso no fue obstáculo para que  los usuarios de las redes sociales la convirtieran en la protagonista de un montaje no autorizado, en el que luce una silueta mucha más delgada, con 80 kilos y unas piernas tan estilizadas como las de Beyoncé.

Antes de ser famosa, Kate Winslet, la recordada “Rose” del filme “Titanic”, sufrió con las constantes criticas por su peso, pues le aseguraron que nunca triunfaría por tener unos kilos de más.

Las palabras de quien le enseñó el arte de la actuación no se cumplieron, pero a lo largo de su carrera tuvo que defender su cuerpo. En 2003, luego de posar en la portada de la revista para caballeros “GQ”, denunció públicamente una imagen en que habían reducido sus piernas casi un tercio de su tamaño real.

“El retoque es excesivo. No soy así y, lo más importante, no quiero serlo”, confesó en una entrevista a la BBC.

En 2013, Lady Gaga rechazó esta portada de la revista “Glamour”, pues, según sus palabras, lucía demasiado perfecta tras ser editada.

“Sentí que mi piel se veía demasiado perfecta. Sentí que mi pelo parecía demasiado suave. No lo veo así cuando me despierto por la mañana”, expresó durante la entrega de premios “Mujeres del Año” de esta misma publicación.

Rumer Willis, la hija de Bruce Willis y Demi Moore, también causó gran alboroto en sus redes sociales cuando denunció esta fotografía:

Según lo explicó la actriz de 27 años, su cara y mandíbula habían sido retocadas para lucir más pequeñas.

“Me parece realmente ofensivo que alguien cambie tu apariencia tan drásticamente. Me gusta mi aspecto y no apoyaré a nadie que crea que necesito cambiarlo para ser bella. Se den cuenta o no, esta es una forma de bullying, la cual no voy a aguantar”, escribió en su perfil de Instagram.

Meghan Trainor llegó hasta la cima de las listas de popularidad con la canción “All About that Bass”, en la que se sinceró y demostró que no necesita ser talla 2 para ser una exitosa mujer.

Sin embargo, parece que las medidas de su cintura sigue siendo un problema para la industria del entretenimiento. Tras estrenar el videoclip “Me Too”, la artista de 22 años pidió que se retirara el video de YouTube, pues había sido víctima del Photoshop.

“Hola chicos, he retirado el video musical ‘Me Too’ porque me habían ‘photoshopeado’ y estoy harta de esto, así que pedí que le retirara hasta que lo arreglen. Mi cintura no es tan pequeña. No sé porque no les gusta mi cintura, pero no apruebo lo que han hecho en ese video. Encima se ha visto en todo el mundo así que me siento avergonzada”, explicó en una de sus publicaciones de Snapchat.

Loading...
Revisa el siguiente artículo