Ella hizo lo más asqueroso del mundo en su primera cita y todo se viralizó

Contó toda su historia en Twitter en una hilarante cadena de errores.

Ella hizo lo más asqueroso del mundo en su primera cita y todo se viralizó
Por: Publinews

En programas como “Disaster Date”, se ve, de manera fingida, todo lo que una persona odia que haga otra en la primera cita. Pero en la vida real, muchos cometen errores comunes, como hablar de más, o ser bastante torpes.

Pero lo que hizo la canadiense Makela es oro puro. Tuiteó toda su historia de horror, ya que lo que hizo es tan asqueroso (y a la vez tan hilarante), que se hizo viral en poco tiempo. Ahora tiene más de 20 mil seguidores en Twitter y su historia ha sido retuiteada miles de veces.

Y aqui, el drama: 

“Tengo una historia que contar. Es sobre mi popó”. 

“Ayer estaba en una cita con el hombre que conocí en una tienda de abarrotes. Todo iba bien y entonces fuimos a su casa”. 

“Soy una mujer segura de sí misma y relajada. Por eso fuí y defequé en su baño. Fue un error, pues la cisterna no bajó”. 

“Y traté y traté de bajar la cisterna, pero resultó mucho peor”.

 “Entré en pánico porque llevaba muchísimo tiempo en el baño. Entonces…”

 “Tuve una idea. Sabía qué era lo que debía hacer. Tomé papel higiénico y saqué el excremento del agua. Listo, estaba hecho”. 

“Pero realmente no tenía un plan. ¿Y ahora yo qué hacía con eso?” 

“Pero ya estaba desde hace mucho tiempo ahí. Así que tomé otra horrible decisión. Hice lo único que podía hacer. Envolví el excremento…”

 “Lo envolví todo en muchas capas de papel higiénico y lo puse en mi bolso”.

“Y bueno, ¿ahora qué? Nos besábamos en su sofá mientras había popó en mi bolso”.

 “Él: eres muy hermosa. En el momento en que me sonreíste, me ganaste.

“Yo: eso es realmente dulce.

“Yo en mi cabeza: tengo un pedazo de popó en mi bolso”. 

 “En ese punto, le pedí ayuda a mi hermana”. (Quien solo dice “esto es demasiado”, sin poderlo creer). 

“Luego, después de unas horas, él usó el baño y oí que bajó la cisterna. Pensé que lo arregló. O quizás no, pero yo debía aprovechar la oportunidad”. 

“Debía intentar deshacerme del popó. Así que fuí al baño, lo desenvolví y lo tiré al retrete y bajé la cisterna”. 

“Por la gracia de Dios, funcionó. Yo era libre. Todo estaba claro y todo iba a estar bien. Yo sobreviví. Soy una sobreviviente”. 

“Y bien, esta es mi historia. Un hombre sentado diciéndome que soy la mujer más maravillosa mientras en mi bolso estaba mi popó”. 

“Hasta que tuve que devolverlo de nuevo al retrete”.

En la galería podrán ver lo que ya no pasa en una primera cita. Por supuesto, no lo que le sucedió a la valiente Makela. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo