Stephanie Zelaya: “Soy una gran creyente de que nada es imposible”

La cantautora, productora y emprendedora guatemalteca, residente en Los Ángeles, se confesó con Publinews Mujer acerca de su percepción del país y de cómo es vivir en una comunidad de músicos latinoamericanos.

Stephanie Zelaya: “Soy una gran creyente de que nada es imposible”
Por: Publinews

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

No importa cuántas veces siempre da nostalgia decirte adios ❤️✨ #MiGuate #Avianca

Posted by Stephanie Zelaya on lunes, 1 de febrero de 2016

Cuando se tiene la guitarra el en carro... Pueden ver el completo en mi FB 😉 #sunday #cover #picky @joeymontanaoficial

A video posted by STEPHANIE ZELAYA (@zelayasteph) on

Además de cantautora y productora musical, Stephanie Zelaya es una mujer guatemalteca emprendedora que radica en Los Ángeles, California.

Con el dinero de sus ahorros y fondos conseguidos por medio de una campaña en indiegogo.com produjo su primer álbum “Es un viaje”, que promocionó en EE. UU. y en Centroamérica durante 2015 y del que este año se espera un tercer sencillo.

Publinews Mujer conversó con la artista nacional acerca de lo que más le gustó de su larga visita a Guatemala hace pocos meses, los artistas que la cautivaron y de su vida como cantautora independiente en Los Ángeles.

Durante los últimos meses estuviste mucho tiempo en Guatemala. ¿Qué te pareció tu visita?
Estuve contenta porque Guatemala fue mi base para todo el trabajo de promoción de “Es un viaje” en Centroamérica. En diciembre me quedé para visitar algunas escuelas y cantar en varias presentaciones. Aproveché para compartir con la familia y terminar el año en Atitlán, uno de mis lugares favoritos.

Muchos guatemaltecos que viven en el extranjero sienten muy emotivo regresar al país durante diciembre o enero. ¿Ese fue el caso contigo?
Definitivamente, fue muy emotivo. Desde el momento en que regresé percibí muchas cosas que antes no me había dado cuenta. Visité mucho el interior. Conocí Comalapa, un lugar de artistas fascinantes, y me tomé un tiempo para conocer más de nuestra gente. Me quedé asombrada porque valoran mucho el arte.

¿Cómo ves en la actualidad a Guatemala?
La veo más unida. Lo que pasó en 2015 en el ámbito sociopolítico fue algo histórico y nos unió mucho. Escribí una canción durante el periodo de manifestaciones porque sentí a la gente muy comprometida y luchando por lo que quiere. Fue algo muy transparente.

Estar afuera y escuchar que utilizan el nombre de Guatemala como ejemplo de algo optimista es increíble. Cuando di entrevistas en medios de Miami y que dijeron “Guatemala, el país del ejemplo”, fue muy emocionante. Creo que esto nunca había sucedido.

¿Cuál crees que fue la percepción de tu música en el país?
Estoy muy agradecida y satisfecha porque siento que la gente la hizo parte de ellos. No fue solo escucharla una vez y ya, porque recibí muchos comentarios de cómo se relacionaba con su propia vida o cómo lo había motivado a luchar por lograr sus sueños.

Ese es un regalo enorme para uno como compositor, porque el mensaje está llegando.

¿Cómo fue tu experiencia con la grabación de la canción y el video de “No se olvida de dónde se viene”?
Fue increíble. La canción ya la había escuchado. Siento que tiene una letra preciosa con que cualquier guatemalteco se identifica, sin importar dónde se encuentre.

Al final uno puede viajar, cruzar fronteras y crecer como persona y profesional en otros países, pero nunca se olvida de dónde se viene, como dice la canción. Compartirla con otros dos grandes artistas como Mario Chang y Malacates Trébol Shop fue un honor, y todavía mejor fue que me dieran a elegir el lugar de filmación para el audiovisual: Atitlán.

Para 2016, ¿se cierra una fase o sigue la promoción?
Ahora estoy por sacar el tercer sencillo del disco, será “Toca esperar”. Será el último. Estoy emocionada de cerrar esta fase y comenzar a trabajar en la nueva producción. Uno crece mucho como artista durante la promoción de un disco. Colaborar con otros músicos ayuda.

Por ejemplo, la banda que me acompaña comenzó a tocar en estilo jazz “Traigo un corazón”, uno de mis sencillos cuya versión original tiene sonidos más latinos, y me encantó. Eso siempre ayuda, como compositora y artista.

Para un cantautor, siempre es intenso promocionar un álbum.
Este año estoy muy emocionada. No produciré un disco por ahora, porque quiero experimentar con varios sonidos. Lo que haré es publicar primero algunos sencillos que eventualmente terminarán en un segundo álbum.

¿Qué será lo primero que hagas cuando regreses a Los Ángeles?
Regreso a producir el video de “Toca esperar”. Estaré reuniéndome con algunos productores para comenzar a trabajar las canciones.

Tenemos un proyecto para trabajarle al Comité Olímpico de Guatemala. Siempre me han gustado los temas relacionados con las Olimpiadas. Mi hermano, Andrés Zelaya, está en la Federación de Taekuondo. Admiro mucho a los deportistas. 

Cuando no estás trabajando en EE. UU., ¿qué haces en tus momentos de ocio?
La gente que me rodea allá, a quienes les digo “mi familia”, está relacionada con la música y el arte. Entonces las actividades son enriquecedoras al cien por cien. Desde ver tocar a otras bandas o improvisar con más músicos, son eventos en los que aprendo mucho.

¿Cómo son estas comunidades de músicos que viven en tu región?
La mayoría son latinoamericanos. Es gracioso, porque tenemos una energía que al final se contagia. Hay dos guatemaltecos que son muy exitosos.

Uno es Salvador Ramazzini, bajista que ha trabajado mucho con bandas de rock. Hay un buen grupo de hondureños, argentinos y venezolanos. Todos se fueron en busca de un sueño y son súper trabajadores.

Además de la música, otra faceta de Stephanie es el emprendimiento.
Me siento muy satisfecha con todo el trabajo que he hecho. Soy gran creyente de que nada es imposible de lograr en la vida porque he visto ejemplos de cosas que uno dice “no se puede”, pero uno lo logra si está dispuesto a trabajar duro.

Sé que eres gran admiradora de Celine Dion. ¿Qué piensas de esta etapa de pérdidas que ha vivido recientemente?
Me siento triste. Soy una fanática desde niña de Celine Dion. Me sé toda su historia. La muerte de su esposo es un momento muy duro porque era su mano derecha. Su carrera fue con él. Siempre está la duda de si ella seguirá cantando porque su carrera la vivió junto con él.

Hablando de cantantes, ¿conociste a alguna guatemalteca durante tu estadía en el país?
Sí. Me relacioné con muchos músicos y conocí muchas propuestas. Hay mucho talento en el país. Tuve la oportunidad de relacionarme con Chumilkaj Curruchiche, de Comalapa. Es compositora y escribe en su idioma.

Acercarse y escuchar algo nuevo y tan bueno me encantó. Ella fue la razón de visitar Comalapa. Nos conocimos como artistas. Ella toca la guitarra y la marimba, y lo hace muy bien. Creo que formamos una amistad muy buena.

Otras notas que también te interesarán:

Jóvenes de la Universidad Galileo crean prótesis mecánicas y biónicas

Más de 90 músicos tocarán en el tributo sinfónico a Pink Floyd en Guatemala

5 locutoras guatemaltecas sexy que debes seguir en Instagram

Conoce el Indigo Beach Resort & Spa, en Haití, la nueva apuesta de Decameron

5 razones por las que deberías ser novia de un fanático de “Star Wars”

Loading...
Revisa el siguiente artículo