La actriz de “Gone Girl” y su pérdida de peso posembarazo

Rosamund Pike, quien recientemente dio a luz a su segundo hijo, se las arregló para adelgazar en pocas semanas. Holly Lawson, luchadora profesional y entrenadora de la estrella, explica cómo puso a la actriz en forma.

La actriz de “Gone Girl” y su  pérdida de peso posembarazo
Por Publinews

Incluso si aún no has visto “Gone Girl” (hola, ¿dónde has estado?), no te va a arruinar la película decir que Amy Dunne, el personaje interpretado magistralmente por la actriz nominada al Óscar Rosamund Pike, sube y baja de peso a lo largo de la cinta.

Después de que Pike dio a luz a su segundo hijo Atom a principios de diciembre, la joven madre sabía que Holly Lawson, entrenadora y luchadora profesional del MMA, era la única que podía ayudarla a ponerse en forma para los Óscar.

“En la película, ella tenía que subir y perder 15 libras un par de veces en unos pocos meses”, dice Lawson. La actriz, que se hizo amiga con la entrenadora en el set, dejó en claro que después del nacimiento de su hijo iba a trabajar con ella otra vez.

En los Globos de Oro, a los que también estaba nominada, Pike había dado a luz y todavía tenía el peso del embarazo cuando faltaban cinco semanas para los Óscar. Ahí fue cuando comenzó el entrenamiento real.

“Debido a que habíamos trabajado mucho juntas para ‘Gone Girl’, sabía cómo iba a reaccionar su cuerpo y sabía cómo empujarla”, afirma la experta. Para volver a su figura anterior al embarazo en un corto periodo de tiempo, tenía que hacer ejercicio cuatro o cinco días a la semana. La especialista en acondicionamiento físico armó un programa que le haría construir músculo a su cliente de nuevo, a pesar de que ella había mantenido una gran parte en su entrenamiento previo.

“Cuando se tiene una buena cantidad de músculo en el cuerpo, el peso puede ser un poco más alto porque los músculos son más densos”, señala. “Pero te verás mejor que todos los demás: vas a quedar más pequeño, tendrás más definición muscular y serás más fuerte”.

Cuando entrenó para “Gone Girl”, Pike se sintió en forma y fuerte, lo que encontraba muy gratificante. “Hay algo que realmente empodera, y es el hecho de ser capaz de empujar a tu cuerpo y tener fuerza básica”, expresa la entrenadora.

Las sesiones se construyeron alrededor de la apretada agenda de Pike y, por supuesto, de su bebé recién nacido. Cuando era posible, entrenaba cinco días a la semana con una mezcla de ejercicios pliométricos de alta intensidad para mantener la frecuencia cardiaca alta, pero centrándose solo en una parte del cuerpo. En las semanas donde podía entrenar cuatro días se alternaban entre ejercicios para la parte superior e inferior. “En una sesión típica, corría para calentar durante 20 minutos y luego nos centrábamos fuertemente en una parte del cuerpo. Generalmente hacíamos un grupo de tres a cuatro ejercicios tres veces y trabajábamos ese circuito. Entre medio ella hacía planks”, dice la campeona de lucha.

Con la alfombra roja más vista del mundo como meta, Rosamund Pike estaba “muy dedicada”, asegura su entrenadora. Pero no fue fácil. “Creo que, sobre todo en Hollywood, la gente trata de hacer como que perder el peso del bebé es algo muy simple. La gente tiene que saber que ¡es un trabajo duro! No lo recomendaría a nadie más si no fuera que tuviera un objetivo tan específico como tratar de perder un montón de peso en cinco semanas cuando todavía están amamantando a un bebé. Creo que necesitas centrarte en estar sana para ti y tu hijo, y tratar de hacer cosas que van a funcionar en el largo plazo”.

También te interesará:

La guatemalteca que se toma fotos con los famosos

Disfruta la obra familiar “La pequeña sirena”

Fotos. Usan tatuajes para llevar a sus mascotas a su lado por siempre

Loading...
Revisa el siguiente artículo