Los problemas sexuales más comunes

¿Alguna vez te has sentido avergonzado por preguntarle a alguien sobre tu vida sexual?, ¡tranquilo! que por eso muchos nos sentimos motivados a divulgar lo que ocurre en la privacidad de los dormitorios, ya que esas anécdotas nos ayudan a sentirnos menos solos.

Por Publinews

Foto: Getty Foto: Getty

En esta ocasión descubrimos cuáles son los problemas sexuales más comunes, sin embargo algunos varían de pareja a pareja, no obstante hay unos a los que algunos se enfrentan a menudo.

1. Deseo sexual no correspondido

El deseo sexual a menudo puede ser un barómetro de la salud de la relación, lo primero será descubrir cuánto tiempo lleva así la situación y qué circunstancias se daban cuándo empezó. A menudo el problema puede ser: enfado, resentimiento o traición, temas que necesitan resolverse antes de ir a la cama. Si hay alguna molestia, lo mejor es comunicarnos y decir lo que nos gusta o disgusta.

2. No hay tiempo para el sexo

Nos queremos, pero no tenemos tiempo ni para la intimidad ni para el sexo en nuestra ajetreada vida. Esta excusa es falsa, pues el sexo no es cuestión de tiempo. Las parejas que presentan este problema a menudo tienen una relación con otros problemas sexuales emocionales y físicos más complejos, como falta de deseo, disfunción eréctil, coitos dolorosos, complejos físicos, eyaculación precoz y conflictos personales.

3. Enfermedad médica

4. Dificultad eréctil

El problema sexual más común es la dificultad eréctil. Si no existe una base médica para las dificultades eréctiles, es la ansiedad lo que suele interferir en la capacidad del hombre para excitarse y mantener la erección. Si el hombre está en una relación seria, tanto él como su pareja tendrán que llevar a cabo una serie de preliminares graduales, con el fin de conectar al hombre físicamente con su pareja sin ningún tipo de presión sexual.

5. Descenso en el sexo

Cuando disminuye o desaparece la actividad sexual produce infelicidad, aunque no existe una solución única que funcione para todas las parejas hay ejercicios que pueden hacer, como tocarse de forma erótica de vez en cuando y así tratar de recuperar el interés perdido.

6. Dolor durante el sexo 

Existen un buen número de razones que justifican este enfoque, pero la principal es que el dolor casi siempre puede ser inducido en situaciones no sexuales, como un examen ginecológico o el uso de tampones.  Hay dos enfoques tradicionales para tratar el dolor durante el coito. El primero es buscar una causa física en los genitales. El segundo es atribuir el dolor al abuso sexual, a los traumas o al estado emocional, como la depresión y la ansiedad.

7. Un miembro de la pareja tiene una aventura

8. Falta de cercanía afectiva

En muchas ocasiones no sabemos hacer el amor, las presiones y el estrés que vivimos a diario provocan que veamos el sexo como solo eso, sin hacer hincapié en lo afectivo y en la conexión con la pareja.

9. Adicción sexual

Por: Luisa Godínez/ Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo