Así eran los artistas guatemaltecos de pequeños

Muchos creen que para ser artista se necesita disfrutar del niño que se lleva adentro y jugar con las habilidades y los talentos que se tienen. En este especial te presentamos las imágenes y las historias de la niñez de algunos de los cantantes, actores y cineastas más conocidos del país.

Por Publinews

pv_panel (2)

Daniela Carpio, cantante

Tuvo la fortuna de conocer varios departamentos del país al acompañar a su abuelo, Jorge Carpio, en las giras de campaña política.

“Siempre soñé con ser cantante, aunque en algún momento de mi vida, cuando era muy pequeña, quise ser abogada como mi mamá”, expresa.

pv_panel (1)

Piva, cantante

Fue un niño al que siempre le interesó tocar instrumentos musicales, los videojuegos y practicar deportes extremos. Todos los años les pedía a sus padres los juguetes de moda.

“Siempre me ha gustado la adrenalina y los retos”, confiesa. “Al ser hijo único, creo que fui un poco consentido (risas)”.

pv_panel (4)

Cecy Alburez, actriz

La protagonista del filme “2+1”, que se proyecta estos días en el país, y de la telenovela “El sabor del amor”, se acostumbró a divertirse sola por no tener hermanas. Jugaba a la casa e inventaba sus propios negocios como restaurantes, museos y circos. “De niña quería ser aeromoza, las veía en el aeropuerto cuando acompañaba a mi mamá.Eran elegantes”, confiesa.

pv_panel (6)

Ale Mendoza, cantante

Además de interesarse en el deporte, Ale aprovechó todo lo que pudo en la finca de su papá al jugar con los caballos, con todos los animales y correr en el bosque. “Me encantaba la conexión con la naturaleza. A parte de jugar, me gustaba aprender de mi papa, todo lo que pudiera enseñarme”, recuerda.

pv_panel (5)

Sergio Víctor Rosales Zelada “el Puma”, de Gangster

Fue scout por 13 años, su superhéroe favorito era Spiderman y le gustaba ir a la escuela, que quedaba a ocho cuadras de su casa. “Nos íbamos jugando lo que estaba de moda ya fuera trompo, capirucho, cincos y yoyo”, relata. “Mi mejor amigo era mi perro”, recuerda.

pv_panel (9)

Pau Molina, cantante

Al ser la más pequeña de cinco hermanos, nunca se sintió sola. “Me encantaba jugar de hacer compras, recuerdo que tenía una carretilla como la de los supermercados y pasaba por todo el jardín agarrando todo, hasta piedras. Ahora creo que soy un poco ‘shopaholic’”, expresa.

pv_panel (7)

Carlos Catania, cantautor

Vivió hasta los 8 años en Flores, Petén. Cree que crecer en un pueblo tiene muchos beneficios para un niño, ya que te da la oportunidad de estar cerca de la naturaleza.

“En casa, mi juguete favorito fue una guitarra de plástico, mi hermano usaba unas latas de leche y jugábamos a hacer música”, comenta.

pv_panel (10)

Rebeca Lane, cantautora de hip-hop

Creció en Kaminal Juyú, zona 7, donde podía caminar en el parque y conocer los alrededores. Le gustaba subir a un árbol con sus amigos. “Leía mucho, era lo que más me entretenía. Soñaba con ser astronauta, después me interesó la literatura”, recuerda.

pv_panel (11)

Kim Lou, cantante

Aunque a los 5 años sufrió de bullying, Kim siente que tuvo una niñez llena de memorias agradables, que su papá captó en una cámara de video.

Le gustaba jugar Barbies y todavía las guarda. “Tengo mi lado geek porque jugaba Play Station con mi papá, como Mortal Kombat y Packman”, recuerda.

pv_panel (8)

Ricardo Fuentes, tecladista de El Tambor de la Tribu

Pasó su niñez en Flores, Petén, jugando al futbol en el parque, escondite con bicicletas en la isla y nadando y paseando en cayak en el lago. También aprovechaba cualquier momento para jugar Nintendo.

“Recibía clases de piano y marimba”, dice Ricardo, algo que lo ayudó para dedicarse a la música como profesión.

pv_panel (3)

Carlos Samayoa, cantautor

Con su hermano les gustaba construir casas en los árboles, por lo que pasaban mucho tiempo en el jardín. “Recuerdo que nos sentíamos libres cuando estábamos hasta la cima de los árboles”, expresa.

Su primer concierto fue de niño y lo dio a una audiencia formada por las amigas de su abuela.

pv_panel (14)

Domingo Lemus, cantante, actor y cineasta

Visitaba con regularidad un barranco cerca de su casa, que terminaba siendo la locación de alguna historia ficticia que se le venía a la mente.

“Quería ser Michael Jackson o albañil, supongo que quería ser una mezcla de ambos, trabajar para crear fábulas y me convertí un poco en ambas cosas”, expresa.

pv_panel (13)

José Mérida, vocalista de 4Tiempos

Vivió en una granja con su hermano y sus primos. Creció jugando con animales de todo tipo, desde gansos, pasando por perros hasta caballos. Todos los días había una aventura que disfrutar.

“Me gustaba escalar árboles, nadar y montar caballo por la sensación de libertad que daba jugar al aire libre”, recuerda.

pv_panel (12)

Sofía Comparini, actriz y cantante

La artista, que es una de las maestras de música, actuación y coreografía más importante del país, soñaba de niña con ser chef.

Su niñez fue feliz, protegida y llena de fantasías.

“Me gustaban las Barbies, jugaba con la ropa y creaba nuevas ideas, y me interesaba decorar las casitas”, añade.

pv_panel (15)

Ángel Miranda, cantante

Ángel recuerda que jugaba todo el día en la calle, hasta llegar la noche.

En casa, imaginaba que era artista y sus hermanos lo alumbraban con linternas mientras cantaba.

“Me gustaba jugar ‘toca timbres’ porque era emocionante la sensación de hacer una travesura y salir corriendo”, expresa.

pv_panel (16)

Marian Corzo, cantante

La vocalista de pop y jazz creció en un área de mucha vegetación, un lugar donde se podía jugar libre y de manera sana. Al ser de las más pequeñas de su barrio compartió juegos de niños como beisbol, futbol, trompos, kickbol, tenta y arrancacebollas.

“Bailaba y cantaba todo el día, me imaginaba cantando en escenarios”, recuerda.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo