Consiente a tus prendas de vestir

Sin desperdiciar agua ni usar productos tóxicos.

Por Publinews

Nuestro cuerpo está básicamente hecho de agua. La necesitamos para vivir, pero todavía parecemos no darnos cuenta de eso. Según la Autoridad Nacional del Agua (ANA), su oferta actual es insuficiente para cubrir la demanda poblacional y productiva que tiene el país, a pesar de que para la UNESCO el Perú ocupe el lugar 17 de 180 países con mayor disponibilidad de agua. Un estudio de la National Geographic confirma que Lima será una de las primeras ciudades del mundo en sufrir por su falta.

Hay un problema y todos somos responsables. Por eso, cambia.pe y Conservamos por Naturaleza, iniciativas de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, te hacen estas recomendaciones para lavar tu ropa y cuidar nuestro planeta.

1. Usa detergentes biodegradables. La mayoría de detergentes contienen colorantes y otros productos tóxicos, como el fosfato, que contaminan las aguas, provocando la muerte de peces y otros organismos acuáticos. Por eso recomendamos usar detergentes biodegradables o hacer el tuyo propio. Usa ingredientes seguros para el medio ambiente que ya están en tu cocina, como jugo de limón, agua oxigenada y bicarbonato de sodio. Algunas personas recomiendan ponerle a esta mezcla algunas gotas de aceites, como de eucalipto, para que la ropa huela bien. Para las manchas frescas, espolvorea sal o bicarbonato de sodio para absorber la mayor cantidad de la mancha como sea posible antes de aplicar vinagre. También puedes hacer una pasta con vinagre y bicarbonato de sodio y frotarla con un cepillo de dientes sobre al ropa. Si no te sientes hábil para hacer tu propio detergente, hay ecotiendas que venden minerales para lavar ropa.

2. Usa la ropa más de una vez. No se aplica para medias ni ropa interior, pero a menos que realmente se ensucie la ropa al final del día o huela mal, lo más probable es que se puedan usar pantalones, camisas, polos, faldas, etc., por lo menos, dos o más veces antes de lavarse.

3. Lava a mano o en frío. Si en un inicio todos lavaban a mano ¿por qué ahora no? Si bien consume más tiempo y energía, usa menos agua y concientiza al que lava sobre el consumo del agua. Un buen método es lavar las prendas menos sucias primero y, con la misma agua, lavar luego el resto. Al final, esa agua sirve para regar árboles o plantas. Si vas a usar lavadora, lava con agua fría: alrededor del 90% de la energía gastada en lavar viene de calentar el agua. Y si planeas cambiar de lavadora o secadora o comprar una, busca lavadoras y secadoras eficientes de Clase A, que ahorran agua(más de la mitad) y energía.

4. Lava cargas completas en la lavadora. Es un comportamiento que debe ser evidente, aunque no todos los siguen. Cuando se lavan pequeñas cargas de ropa se desperdicia agua y electricidad. Si solo hay que lavar algunas prendas, mejor hacerlo a mano.

5. No uses suavizante líquido ni en toallitas. Contienen productos químicos, incluyendo fragancias sintéticas similares a las que se encuentran en los detergentes convencionales que son –en gran medida– cuestionables para la salud humana y el medio ambiente. Además, las toallitas no se pueden reciclar.

6. Seca la ropa al sol. No usar la secadora extiende la vida útil de la ropa, reduce el uso de energía y reduce los costos. Ya sea en el interior o en el exterior, puedes tender tu ropa durante todo el año. Eso sí, no pongas los colores oscuros en la luz del sol directa porque se irán destiñendo poco a poco.

7. Lava la ropa en la ducha. Coloca tus prendas en el suelo y remójalas mientras te bañas. Existen jabones que se pueden usar para limpiar tanto el cuerpo como la ropa.

 

Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo