“‘El Hobbit’ me dejó golpes y rasguños”

Evangeline Lilly interpreta a la elfa Tauriel en el filme “El Hobbit: La desolación de Smaug” y le habla a Publinews acerca de su experiencia de participar en el filme de la Tierra Media.

Por: Publinews

Foto. El Hobbit Foto. El Hobbit

Evangeline Lilly es un rostro conocido en la televisión por su papel de Kate Austen en la serie “Lost”. Con una carrera ascendente, la actriz canadiense enfrenta un gran reto en la segunda parte de “El Hobbit: La desolación de Smaug”, que se estrenará en el país el viernes 20 de diciembre.

Evangeline no solo tuvo el reto físico de interpretar su personaje, sino de imprimirle un sello especial, ya que el papel de la elfa Tauriel no existe en la obra de J. R. R. Tolkien.

Sin embargo, los guionistas Peter Jackson, Fran Walsh y Philippa Boyens tomaron elementos de diferentes personajes femeninos elfos y los amalgaron en uno solo; así nació Tauriel.

En una entrevista con Publinews habló sobre su vacilación en aceptar el papel, su formación, las ganas de hacer sus propias escenas de riesgo, las grandes orejas y peluca, aprender el idioma elfo y cómo se adaptó a la nueva tecnología.

¿Cómo fue tu acercamiento con “El Hobbit”?

Era fanática de los libros antes de que salieran las películas. No podía hablar elfo, pero realmente me encantaba la historia. Las cintas parecen una panorámica de la visión real de los libros.

¿Tauriel es muy diferente a los otros elfos en la historia?

Es diferente a todos los elfos que has conocido, primero porque Tauriel es muy joven. Los elfos son increíblemente sabios y han vivido durante miles de años. Ella solo tiene 600 años. Así que Tauriel es un poco más impulsiva.

¿En qué te inspiraste para a hacer a Tauriel?

Una de las cosas que hice, de manera intencional, fue ver la trilogía de “El Señor de los anillos”, porque no quise copiar las actuaciones de Liv Tyler y Cate Blanchett. Una de mis inspiraciones fue Tinkerbell, pues era pequeña pero fuerte. Esos dos personajes quedaron conectados y Tink fue mi inspiración.

¿Qué entrenamiento tuviste que hacer?

Me gusta el ejercicio y las acrobacias. Tuve que aprender a girar los cuchillos, mientras estoy en medio de una pelea. Fue difícil porque no es instintivo y en cierto modo entrené para conseguir una habilidad.

Aún no sale la cinta y ya hay críticas por el nuevo personaje, ¿te afectan?

Mi mayor fuente de ansiedad, al principio, fue que Tauriel no estaba en el libro de Tolkien y que quizá iba a ser linchada por los seguidores. Creo que “El Hobbit” permite crear nuevos personajes, que le den frescura a la aventura. Espero que, al ver el filme, la mayoría quede conforme con mi trabajo.

¿Cómo te sentiste con la caracterización?

Me encantó la imagen. Uno de los grandes placeres del trabajo en la Tierra Media es convertirse en otro ser. Cuando llegué al set me dijeron: “Bueno, tenemos orejas pequeñas, medianas y grandes. ¿Cuáles te gustaría llevar?”, me probé las grandes y respondí: “¡Eso es! Me encantan, son enormes y puntiagudas”. Son como tres veces el tamaño de las orejas de Orlando Bloom.

Además el cabello largo y rojo, que fue una peluca, muestra que soy una mujer, pero una guerrera, porque no soy una princesa. Todos deben tener en claro que no llevo vestidos de gasa y seda, sino ropa muy práctica y militar. Soy jefe de la Guardia Elven, así que me pase la mayor parte del tiempo matando orcos y goblins.

¿Ya dominas la esgrima o el tiro con arco?

No creo ser una experta del tiro con arco, pero en su mayor parte manejé dos cuchillos y para eso sí soy muy buena.

¿Qué te dejó el rodaje de este filme?

“El Hobbit” me dejó golpes, rasguños, pero también me quitó miedos y me dejó grandes amigos.

Gabriela Acosta/ Publinews México

Loading...
Revisa el siguiente artículo