Las prácticas sexuales más peligrosas

La necesidad de explorar y perder la rutina en las relaciones sexuales hacen que las parejas se atrevan a explorar nuevas sensaciones en la cama.

Por: Publinews

Foto. Getty Images Foto. Getty Images

Algunas de estas prácticas pueden ser peligrosas, no solo porque lo acercan a la muerte, sino también por las infecciones y enfermedades que pueden derivar de la mala realización de la práctica sexual.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Washington, cerca de 1000 estadounidenses han perdido la vida a causa de estas prácticas, muchos de ellos no lo admiten por pena y terminan muriendo en sus casas.

Hipoxifilia, o asfixia erótica:

Una de las práciticas más comunes se conoce como hipoxifilia, o asfixia erótica. Consiste, a grandes rasgos, en provocar una asfixia mecánica cuando se está cerca del orgasmo. La falta de oxígeno en la cabeza, genera más placer. Normalmente, esta práctica es más común en la masturbación, tanto femenina como masculina, pero también se ve en pareja.

Esta práctica es muy reconocida ya que, David Carradine, actor de Kun Fu, murió en 2009 en el momento en que practicaba la hipoxifilia. Posteriomente, investigaciones comprobaron que Ariel Castro, el hombre que mantuvo secuestradas a tres mujeres por más de 10 años en Estados Unidos, no murió por suicidio sino en un acto de asfixia erótica.

Las personas se provocan asfixia erótica con cuerdas, sábanas, cinturones o cubriendo la cabeza con elementos plásticos.

Fitofília:

Aunque etimológicamente, este término se refiere a una persona que es amante de las plantas, verduras y plantas, también se convierte en una práctica sexual que consiste en introducirse todo tipo de plantas en los genitales.

En las mujeres es común, como introducirse bananos o pepinos, pero los hombres también lo hacen usando, por ejemplo, melones para introducir el pene o también lo hacen de forma anal.

El riesgo de esta práctica es que estos productos no están desinfectados completamente, por lo que puede generar infecciones. También puede ocurrir que los productos queden dentro del organismo.

Algofilia:

Llamado también sadomasoquismo, involucra a las cachetadas, los latigazos, los pellizcos, los mordiscos y a las quemaduras con cera. Una derivación de esta práctica es la llamada “lluvia dorada” que consiste en que la pareja orine en las partes genitales de su compañero sexual.

Electrofilia:

Se produce con “choques eléctricos”.

Publinews México

Loading...
Revisa el siguiente artículo