Expositores de la galería Rozas-Botrán

Cultura. Tres artistas en pintura, escultura y dibujo serán los protagonistas de la muestra “El Arte de Sanar”

Por: Publinews

Obra del artista Ramón Ávila. La exposición estará abierta al público hasta el 12 de mayo en Paseo Cayalá / Rozas-Botrán

La exposición artística contará con tres artistas representantes de tres prodigiosas generaciones, cada una en diferentes ramas del arte: pintura, escultura y dibujo.

Ramón Ávila

Su trabajo está inspirado en los colores tropicales de Guatemala. Con pasión se aferra a los cuatro elementos que dan vida al planeta: la tierra, el aire, el fuego y el agua.

Su estilo es muy personal, fruto del profundo análisis del ambiente que lo rodea. Después de muchos años de expresarse de manera figurativa, encontró en la geometría el lenguaje perfecto para su obra.

Ávila destaca el uso de planos que se sobreponen. A pesar de la tendencia abstracta, en la composición se vislumbra siempre la firmeza del horizonte, y los matices azules recuerdan al mar. Al contemplar sus pinturas, descubrimos la estructura del cuidadoso diseño que sustenta la obra, manifestando la maestría y el talento de su creador.

Pina Pinetta

Pina ha venido trabajando un tema con constancia, esforzándose por encontrar todas aquellas memorias que guarda en su imaginario personal, las que ha ido transformando en su universo de símbolos.

En el transcurso de su carrera, ha adoptado símbolos como velas, bicicletas, ruedas de Chicago, cunas y otros.

Recientemente ha incursionado en el campo de la escultura con resinas sintéticas, de las que obtiene formas sugerentes y suaves, que siempre conservan su sello en cuanto a la simbología y el color.

Jonathan Ardón

En los dibujos de Jonathan se refleja la fuerza de su juventud. La intensidad con la que plasma sus trazos con lápiz sobre el papel augura un futuro prometedor para la plástica guatemalteca.

En sus obras, pequeñas y grandes, destaca la limpieza, símbolo del respeto por su trabajo.

Aunque las tintas traen a la mente la obra del maestro Arnoldo Ramírez Amaya, se vislumbra ya una gráfica propia, que seguramente madurará con el transcurso de los años hasta encontrar su auténtica expresión.

En fin, los gestos, los volúmenes y el discurso logrado por medio de líneas rotundas y profusos rayados asombran y conmueven al espectador. publinews

Loading...
Revisa el siguiente artículo