Los Reyes Magos, conoce su origen

En algunos lugares del mundo, cada 6 de enero son infaltables sus regalos y su presencia en el pesebre. Al parecer, son una muestra de la universalidad del nacimiento de Jesús, ya que en la Biblia no se detalla cuántos eran ni que eran reyes o magos

Por: Publinews

Foto: AFP

Su aparición en el Nuevo Testamento se produce con el nacimiento de Jesús, al que asisten con regalos. Pero de los cuatro evangelios, solo dos los mencionan: Mateo y Juan.

“Las escrituras hablan de unos sabios. No sé de dónde surge la tradición de llamarlos Reyes Magos”, cuenta  el pastor metodista Pablo Ferrer, profesor de Biblia en el Instituto Superior de Estudios Teológicos.

“La parte más fuerte de los personajes es el encuentro que tienen  el rey Herodes”, agrega el estudioso.

Al ir a verlo, los magos le preguntan por “el rey que va a nacer”. El monarca, que se sentía amenazado por la llegada de Jesús y que por eso planeaba asesinarlo, les pide que cuando lo encuentren le avisen.

Pero como luego se enteran en sueños de las verdaderas intenciones de Herodes, nunca regresan para avisarle. Al darse cuenta de esto, el monarca dispone la famosa matanza de todos los menores de dos años que habitaban en Belén, que se realizó el 28 de diciembre, comúnmente conocido como el “Día de los Santos Inoscentes”. Jesús se salva porque sus padres se lo llevan la noche anterior.

¿Por qué se habla de tres reyes? Si bien nunca se especifica su número, se terminó considerando que fueron tres porque esa es la cantidad de regalos recibidos por el niño: oro, incienso y mirra.

“El texto en sí deja la interpretación abierta, pero algunos han pensado que a través de los regalos se buscaba reconocer al que nacía como un rey. Otros, como con la mirra se cubría a los cadáveres, veían que se pretendía ungir a alguien que iba a morir. El incienso se relaciona con lo sacerdotal, y el oro se toma como un indicador de poder y riqueza”, explica Ferrer.

“Fue bastante simple y común, por lo tanto no quedó registrado”, cuenta Ferrer.

Hay muchas polémicas en torno al lugar en el que se produjo y a los motivos por los que fue allí y no en otro sitio.

“Para Mateo -explica-, María y José vivían en Belén, pero luego de la llegada de Jesús huyeron a Egipto por una persecución y terminaron viviendo en Nazaret. En cambio, Lucas dice que ya vivían en Nazaret, pero que por un momento se trasladaron a Belén y que por un censo se considera que nació allí. Pero luego retornaron a Nazaret”.

“Marcos no dice nada y Juan pertenece a una tradición diferente, que en algunos pasajes podría hacer pensar que veía a Jesús como alguien que nació más al norte, en Galilea o Samaria”. Las diferentes versiones sobre el lugar de nacimiento repercuten directamente sobre la descripción de cómo fue el momento.

“En nuestro imaginario están reunidos todo los datos disponibles. Para Mateo nació en una casa, no en un pesebre, porque consideraba que allí estaba instalada la familia. A ese lugar llegan los sabios”, cuenta Ferrer.

“Para Lucas nace en un pesebre, porque no vivían allí, en Belén. Pero asisten pastores y ángeles, no sabios de oriente”.

Sin embargo, la tradición combina ambas cuestiones: el nacimiento en un pesebre, pero con la presencia de los magos.

El significado de los Reyes Magos

Lo que intentan los autores, sospecho, es dar una idea de universalidad al nacimiento. Por eso incorporan a estos personajes de diferente religiosidad, que llegan desde tierras lejanas”, explica Ferrer.

¿Cómo se llegó a la imagen que hoy tenemos del nacimiento de Jesús y de la visita de los magos? “En las pinturas y representaciones hemos ido reuniendo todo, construyendo un solo relato”.

Por eso, lo que importa no es tanto descifrar en detalle todo lo que verdaderamente ocurrió, sino captar los mensajes y enseñanzas.

“Son relatos que buscan enseñar algo a través de una historia”, concluye Ferrer.

Infobae.com

Loading...
Revisa el siguiente artículo