Las reglas para los convivios navideños

Celebraciones. El jefe + alcohol gratis + un espacio reducido = la receta del desastre. No hagas que una convivencia se convierta en una pesadilla.

Por: Publinews

La fiesta de Navidad es una de las raras ocasiones donde se puede dejar caer el cabello durante las horas de trabajo.

Pero hay una línea muy fina entre tener algo de diversión y un mal comportamiento.

La asesora de etiqueta en el Reino Unido, Jo Bryant, le comenta a Publinews Internacional algunas recomendaciones.

“El objetivo es mantener tu dignidad. Es tratar de crear una impresión correcta, al mismo tiempo de parecer que estás relajado.”

Ella nos habla de qué hacer o qué no hacer. Por: Romina McGuiness / Metro World News

Mira el entorno

Cumple con las normas en el lugar de trabajo:

“Asegúrate de que te ves elegante y bien arreglado. Si trabajas en un ambiente corporativo, es probable que van a ir a algún lugar distinguido”.

No exageres:

“Si trabajas en un ambiente de oficina un poco relajado, no vayas a la fiesta con tu mejor traje, no sería apropiado”.

Vestirse para la ocasión

Ponte algo diferente:

“Esto ayudará a crear una importante diferencia entre la importancia de la fiesta de Navidad y lo que te pones un lunes por la mañana”.

No uses la misma ropa que llevabas a la oficina ese día:

“Si todo el mundo va a hacer un esfuerzo para cambiar, haz tú lo mismo”.

Aumenta los contactos

Socializa:

“Esta es la oportunidad perfecta para conversar con personas a las que normalmente no podrías hablarles o que no son de libre acceso, como el ‘gran jefe’. Sácale el mayor partido a ese momento”.

No seas arrogante:

“Haz que tu comportamiento esté a la altura. A medida que avanzas por el espacio te detienes a hablar con el personal de una jerarquía más alta, pero que eso no sea impedimento para ignorar a la gente de menor rango que tú”.

Sé equilibrado

Impresiona a la gente sin promoverte a ti mismo:

“Este no es el momento para pedir un aumento de sueldo o dar alguna queja. Habla con ellos acerca de tu familia y tus vacaciones, que te vean como un miembro más del personal”.

No rechaces a tus colegas:

“Nunca descuides a tu equipo y pases toda la fiesta hablando con todo el mundo, menos con tu grupo. Igualmente, no solo te aferres de ellos”.

Conoce tus límites

Puedes tomar, pero no te sobrepases:

“Si tomas licor más de la cuenta, es una gran equivocación. Nunca debes extralimitarte, especialmente si estás con tus superiores”.

Cambia de bebida:

“Si sientes que te estás pasando de copas, solicita otra bebida, como una gaseosa, café o jugo. Habrá personas que te presionen a seguir consumiendo licor, no te dejes llevar”.

La mañana siguiente

Sé una persona sensata­:

“Si al siguiente día tienes una jornada normal de trabajo, llega puntual. Organiza un día tranquilo para ti”.

Cosas a evitar

Confrontación con ebrios

Si un compañero se pasa de copas y empieza a molestarte o insultarte, evita confrontarlo.

Lo mejor es que te alejes o te retires del lugar. Pídeles ayuda a tus compañeros.

No bailes solo

Si todo el mundo la está pasando bien en medio de la pista de baile, está bien. Pero no lo hagas cuando seas la única persona que está bailando y no por mucho tiempo.

Evita un momento de vergüenza que pueda ser recordado por tus compañeros al día siguiente.

Concentración

Centra tu atención en la forma adecuada. Esta noche se trata de afinar tus intenciones, hablando con las personas adecuadas y pasar un buen rato. Si te pasas de la raya en algún momento, la gente te recordará como una persona embarazosa.

La resaca

¡Evítala a toda costa!

Si vas a un convivio y al día siguiente debes trabajar, evita tomar mucho licor. Si te pasas y estás con resaca, trátala de inmediato, consumiendo alimentos que te den energía. Evita quejarte con tus compañeros y haz un esfuerzo por verte fresco y animado, así no llamarás la atención de tus compañeros y, en especial, la de tus superiores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo