Rihanna: “¿A quién se le antoja champaña?”

Rihanna sirve en vasos de plástico la bebida burbujeante de una botella de oro, y los entrega a sus fanáticos y a los periodistas mientras camina en el pasillo central del jet privado que nos lleva a siete ciudades en siete días.

Por: Publinews

La cantante realiza su gira “777”

La superestrella y sus ejecutivos se sientan en la clase económica, pero ahora ella pasa caminando frente a nuestras cámaras y iPhones, con un pequeño top negro, gafas oscuras y joyería de oro. La chica de cabello corto, que se lo cortó en un impulso, ahora usa largas extensiones.

Ella les da la mano a algunos, tira besos al aire y posa para fotografías. El amor hacia sus fanáticos se siente genuino.

Hay periodistas y admiradores de cinco continentes y de más de 30 países en el avión.

Despegamos, por supuesto, con dos horas de atraso y la conferencia de prensa que estaba prevista se canceló.

Que la palabra “fuck” es una de sus favoritas está claro: “¡Hola, ‘fucking’ 777! ¿Quién está listo para México? ¿Quién quiere un tequila?”, grita a través del sistema de altavoz.

Que a ella le gusta la fiesta tampoco es un secreto. El saludo de bienvenida concluye con un “¡Emborrachémonos!”.

Jesper Melin, un plomero de 23 años de Estocolmo, es uno de los afortunados fanáticos a bordo. Él estaba estornudando cuando Rihanna pasó a su lado. “Estás dormido, baby. Ten un poco de champaña”, le dijo.

El amigo de Jesper, Daniel Thunell, de 22 años, le dijo hola a la superestrella. “Se siente irreal y fenomenal. Le di la mano, era pequeña y tibia”, expresó.

El concierto en la ciudad de México incluyó varios éxitos y una canción nueva. “Ella cambió su estilo por completo, es tan genial. Buenos beats, fue fantástico”, concluyó Jesper. Por Katarina Matsson.

Loading...
Revisa el siguiente artículo