Deportes

Robert Saleh: De casi perder a un hermano el 11 de Septiembre a dirigir en la NFL

El head coach de los New York Jets, Robert Saleh, comparte su vivencia personal del 11 de Septiembre de 2001.

El 11 de septiembre de 2001 marcó un cambio irreversible en el mundo, un día que aún permanece en la memoria colectiva como uno de los momentos más trágicos de la historia de Estados Unidos. Robert Saleh, quien actualmente ejerce como Head Coach de los New York Jets en la NFL, compartió su vivencia personal de aquel fatídico día, una historia conmovedora y profundamente impactante.

Saleh, de 44 años, relató cómo su hermano David se encontraba en la segunda torre del World Trade Center cuando la primera fue impactada por un avión. Las palabras de Saleh evocan la angustia y el caos que se desataron en ese momento crítico.

“Mi hermano estaba en la segunda torre cuando la primera fue impactada. Hubo una explosión que sacudió todo”, comenzó Saleh.

Recomendados

También te podría interesar: La altura de Bolivia: El siguiente gran reto para la Argentina de Lionel Messi

A pesar de las primeras indicaciones de regresar a la normalidad emitidas por el intercomunicador, su hermano decidió seguir bajando por las escaleras desde el piso número 64. La tragedia golpeó de nuevo cuando su edificio fue impactado mientras él descendía.

“Él salió y no dejó de correr, no se detuvo para nada a ver o investigar lo que había sucedido”, recordó Saleh. La preocupación y el desconcierto de ese día quedaron marcados en su memoria. “Recuerdo que no supe si estaba bien hasta después de las cuatro o cinco de la tarde de ese día. Fue muy largo”.

Una situación que marcó su vida

La tragedia del 11 de septiembre tuvo un profundo impacto en Saleh, llevándolo a reflexionar sobre su propio camino en la vida. “Ves a mi hermano que tenía 25 años y te preguntas, ¿estaba haciendo lo que realmente quería hacer o yo estoy haciendo lo que quiero hacer?”. En ese momento, Saleh era analista de créditos para American Bank en Detroit, una carrera que, en comparación con la experiencia de su hermano, lo llevó a cuestionar sus elecciones profesionales.

La historia de Robert Saleh es un testimonio conmovedor de cómo el 11 de septiembre de 2001 dejó una huella indeleble en la vida de innumerables personas, incluso en aquellos que presenciaron los eventos desde lejos. Su viaje desde entonces lo ha llevado a convertirse en un entrenador de la NFL, pero su recuerdo personal del 11 de septiembre sigue siendo una parte fundamental de su historia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos