El Atlético gana con sufrimiento en su debut en la Champions

Foto: Getty Images
Con esta victoria, el Atlético es líder del grupo B con 3 puntos, los mismos que el Brujas, que en el otro partido de la llave derrotó por 1-0 al Bayer Leverkusen.
Publicidad

El Atlético de Madrid venció por 2-1 al Oporto en el debut de la Liga de Campeones, en un partido disputado este miércoles en el Estadio Metropolitano en el que los tres goles llegaron en el descuento, con los portugueses jugando en inferioridad.

Atlético de Madrid 2-1 Oporto

Con el iraní Medhi Taremi expulsado por doble cartulina amarilla (82), Mario Hermoso adelantó a los rojiblancos con un disparo desde dentro del área (90+1), el colombiano Mateus Uribe empató de penal (90+6) y el francés Antoine Griezmann, que salió pasada la hora de partido, dio el triunfo a los locales con un cabezazo en un lanzamiento de esquina en el último suspiro (90+11).

Con esta victoria, el Atlético es líder del grupo B con 3 puntos, los mismos que el Brujas, que en el otro partido de la llave derrotó por 1-0 al Bayer Leverkusen.

El triunfo fue quizá demasiado premio para el equipo de Diego Simeone, superado en muchos momentos, sobre todo en la segunda parte, por un Oporto que tuvo más ocasiones de gol y en el que el portero Jan Oblak fue de nuevo decisivo.

El Atlético de Madrid comenzó dominando el partido, aunque el primer disparo a puerta fue del Oporto, en una contra que Wenderson Galeno culminó con un derechazo que Axel Witsel rechazó antes de que llegara al arco de Oblak (15).

El equipo portugués siguió mostrándose más peligroso en el área rival y Oblak tuvo que emplearse para evitar el tanto visitante en un remate de Evanilson a la media hora de juego.

Como suele pasarles en muchos partidos, a los hombres de Diego Simeone les costó mucho crearse ocasiones claras de gol y el primer disparo a puerta llegó cerca del descanso, con un tiro desde la frontal de Koke que atajó Diogo Costa (37).

Tras la pausa, los rojiblancos no solo no mejoraron la mala imagen dada en los primeros 45 minutos, sino que la superioridad portuguesa fue a más, sobre todo después de que el árbitro anulase un gol a Koke por fuera de juego (50).

Foto: Getty Images

Expulsión decisiva

Y como en otras tantas ocasiones desde que está en el Atlético de Madrid, Oblak se convirtió en el mejor jugador rojiblanco. Con sus atajadas (a Eustaquio en el 50, Joao Mario en el 65 y Evanilson en el 70), el arquero esloveno evitó el desastre para los madrileños.

Ni siquiera la entrada en la cancha de Griezmann, Lemar, Correa y De Paul sirvió para que el equipo de Diego Simeone se hiciese con las riendas del encuentro o, al menos, llevar más peligro al arco del Oporto.

Foto: Getty Images

Pero cuando más cerca parecía estar el gol visitante, el Oporto se quedó en inferioridad numérica después de que su goleador iraní Medhi Taremi viese la segunda tarjeta amarilla al entender el árbitro que había simulado penal en una acción con Witsel (82).

Los últimos minutos tuvo todo lo que no había tenido el partido. El Atlético aprovechó la superioridad para abrir el marcador en un remate de Mario Hermoso que pegó en un defensa antes de entrar en la portería (90+1) y el defensa madrileño cometió un penal tonto al tocar la pelota con el brazo, lo que permitió a Uribe empatar la contienda (90+5).

Cuando parecía que el partido acabaría con el empate, Lemar sacó un córner, Witsel desvió la pelota hacia el segundo palo, donde entró Griezmann para cabecear la pelota a la red y llevar el éxtasis al Metropolitano.

(Visited 162 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO