Publicidad

“Logré un sueño que parecía imposible”, dice José Calel

Omar Solís
El marchista, originario de la Aldea Queja, expresó la emoción que siente tras haber logrado la clasificación a sus primeros Juegos Olímpicos.
Publicidad

Cansado por el gran esfuerzo, pero muy satisfecho y agradecido, así se mostró el marchista guatemalteco, José Calel, originario de la Aldea Queja, de San Cristóbal Alta Verapaz, quien este sábado selló su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio, algo que “veía lejos por mi situación económica”, confesó.

Calel logró la marca de acceso a las Justas que se llevarán a cabo del 23 de julio al 8 de agosto, durante el Gran Premio Cantones La Coruña, en España, con un tiempo de 1 hora, 20 minutos y 35 segundos, la marca mínima es de 1:21.00.

Con él, ya son ocho los marchistas con su boleto a los Juegos. En los 20 kilómetros están clasificados José Barrondo, José Ortiz y José Calel, en la rama masculina y en la femenina Mirna Ortiz y Mayra Herrera.

Mientras que en los 50 km competirán Luis Ángel Sánchez, Uriel Barrondo y Erick Barrondo, este último se clasificó por su posición en el ranquin mundial.

Recordó sus inicios

Tras haber sellado su pase Calel se mostró sumamente emocionado. “En el año 2014 inició un sueño para mí, estar en unos Juegos Olímpicos, algo que se veía extremadamente lejos por mi situación económica”, expresó el marchista.

Omar Solís

“Todo empezó a consolidarse al integrarme en el 2017 al equipo Sub-23 de marcha, bajo la tutela del entrenador Julio Urías, y ayer logré esta ansiada clasificación para Tokio, un sueño que parecía imposible”, declaró.

El atleta agradeció a tres personas que han sido parte fundamental en su carrera deportiva. “No puedo expresar la alegría que siento y el agradecimiento que debo a Oscar Cal, Aníbal Pop y a mi entrenador Julio Urías, quienes han luchado conmigo en este viaje que apenas inicia.

Facebook

Además, tuvo palabras para su familia: “Debo agradecer a mis papás y hermanos, a mi novia y a mi hija que es mi mayor inspiración, así como a la Federación Nacional de Atletismo y a la CDAG por el apoyo, pero sobre todo a Dios quien me ha permitido este privilegio. Pronto los saludaré desde Tokio”, recalcó Calel en sus redes sociales.

Por su parte, el entrenador Julio Urías, expresó: “Estoy agradecido con Dios por tan alto honor de guiar deportistas por el sendero del triunfo. El equipo nacional de marcha Sub-23 suma un atleta más a los clasificados a Tokio. No ha sido fácil, pero eso lo diré después. Hoy quiero disfrutar de estos momentos con los miembros del equipo y todos los que han estado y colaborado con nosotros. Aldea Queja, les entrego mi trabajo y el de su atleta”.

Omar Solís

*Fotos: Omar Solís

(Visited 148 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO