VIDEO. Nadal conquista su décimo tercer Roland Garros tras vencer a Djokovic

El español ha igualado la histórica marca de 20 torneos del Grand Slam de Roger Federer.
Rafael Nadal gana el Roland Garros
Foto: AFP

El tenista español Rafael Nadal (2º ATP) ganó su 13º Roland Garros al batir con rotundidad en la final a Novak Djokovic (1º) por 6-0, 6-2 y 7-5.

Con su nuevo título, Rafa ha igualado la histórica marca de 20 torneos del Grand Slam de Roger Federer.

En 2 horas y 41 minutos el español desarmó al serbio para ampliar su récord de trofeos en la capital francesa, donde suma ya 100 victorias y solo dos derrotas desde que lograra el torneo por primera vez en 2005.

Un coronación que Nadal nunca olvidará

Tres lustros después, en la batalla por la eternidad Nadal iguala a 20 ‘grandes’ con su eterno rival Federer, de baja por una lesión de rodilla, mientras que Djokovic se queda con 17.

Nadal ha logrado en este Roland Garros otoñal, desplazado de la primavera por la pandemia y jugado únicamente con 1.000 espectadores al día, el más difícil todavía.

Durante todo el torneo había recordado que las condiciones eran “las peores de siempre” para su tenis, refiriéndose al “frío extremo”, a las nuevas bolas, “como piedras”, y a su falta de rodaje (tres partidos en seis meses).

Humedad, lluvia y techo, el escenario ideal para el ‘rey del indoor’ Djokovic.

Rafael Nadal gana el Roland Garros 2020
Foto: AFP

Ganar el primer set, la clave

Como en sus 99 victorias precedentes en París, Nadal se llevó el partido tras ganar el primer set. En sus dos únicas derrotas, ante Robin Soderling en 2009 y frente a Djokovic en 2015, había perdido la primera manga.

En sus 55 duelos anteriores -partido más repetido en la historia del tenis-, tan solo había un 6-0, en la final de Roma 2019 que se apuntó el español.

La segunda manga arrancó de forma idéntica a la primera. El número 1 era incapaz de marcar el ritmo ante un Nadal imperial.

Djokovic seguía fuera del partido y Nadal ya era un cohete al que no le importunaba ni el techo, ni la humedad ni el bote de la bola.

En el tercer set Djokovic por fin rompió el servicio de Nadal y por única vez en el partido se le vio rugir de rabia. Fue un espejismo.

Un saque directo dio al español su 13º título. El rey de París se arrodilló en su querida tierra batida, a la que regresará en siete meses para intentar seguir escribiendo la historia.

*Con información de AFP

Fotos: AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.