Iga Swiatek se convierte en la primera polaca en ganar el Roland Garros

Con tan solo 19 años, Swiatek se coronó en la arcilla de París.
Foto: AFP

Iga Swiatek, de 19 años y 54ª de la WTA, se convirtió este sábado en la primera jugadora polaca en ganar Roland Garros, al batir en la final a la estadounidense Sofia Kenin (6ª), por 6-4 y 6-1, en una hora y 24 minutos de juego.

Durante las dos semanas de Roland Garros, Swiatek no ha perdido ningún set y solo ha cedido 28 juegos. El lunes se convertirá en la 17ª clasificada del ránking WTA.

“Estuve fuerte mentalmente, intenté jugar agresiva, como en los partidos anteriores. Pero hoy estaba muy estresada y no sé cómo gané, solo quería estar concentrada. Espero que tu lesión no sea muy grave”, dijo Swiatek a Kenin, con ambas jugadores llorando tras el duelo.

La estadounidense, que inició el partido con una venda en su muslo izquierdo, recibió tratamiento médico en los vestuarios cuando perdía 2-1 en el segundo set. No volvió a ganar un juego.

Swiatek empezó el partido como había sobrevolado los seis anteriores. En ocho minutos ya sumaba una rotura y tenía un 3-0 en el marcador.

Kenin, de 21 años y que ganó el Abierto de Australia en febrero, sabía que sus opciones pasaban por capear el temporal e intentar hacer dudar a una rival que hasta ahora no lo había hecho.

Así fue. Con un juego variado e intentando trampear su tenis ofensivo, Kenin le devolvió la rotura y se situó 3-3.

Durante este tramo, Swiatek mostró alguna señal de desconcentración, con gritos y algún pelotazo, una faceta que ya mostró el viernes en la semifinal de dobles que perdió con Nicole Melichar ante la chilena Alexa Guarachi y la estadounidense Desirae Krawczyk.

Con los argumentos de la pelea encima de la mesa, ambas jugadoras ofrecieron un buen espectáculo en el desenlace de esta primera manga, que se terminó apuntando la polaca, con menos altibajos que en el tramo inicial.

En el segundo set, su superioridad fue más evidente ante una Kenin que con 2-1 se fue a los vestuarios.

Swiatek se quedó en la pista, moviéndose para no enfriarse en la fresca tarde parisina.

El partido se reanudó y el torbellino que arrasó Roland Garros se reactivó para apuntarse cuatro juegos consecutivos y lograr la victoria.

*Con información y fotos de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.