VIDEO. Kingsley Coman le da la Champions League al Bayern Munich

El extremo francés fue el héroe inesperado de los bávaros tras anotar el gol del título en la segunda parte.
Foto: AFP

Una final inédita entre Paris Saint-Germain y Bayern Munich en Lisboa este 23 de agosto, probablemente los dos clubes más regulares en la presente temporada de la Champions League.

Los bávaros con Robert Lewandowski en el ataque y por el lado de los parisinos Kylian Mbappé, Neymar y Ángel di María, completan el temible tridente.

El Paris Saint-Germain en busca de su primera Champions League, por su parte los bávaros soñaban con la sexta.

Paris Saint-Germain 0-1 Bayern Munich

La histórica final de la Liga de Campeones 2020, un curso marcado para siempre por la pandemia del nuevo coronavirus, enfrenta este domingo en Lisboa al París Saint-Germain de Neymar y Kylian Mbappé con el Bayern Múnich de la máquina de golear Robert Lewandowski.

El Bayern Múnich no cambió su filosofía y jugó con una presión alta y una defensa adelantada, en la final de la Champions League, a pesar de la presencia de Neymar y Kylian Mbappé en las filas del PSG.

Los dirigidos por Hanssi Flick ahogaban al PSG en la salida y los parisinos recurrían al pelotazo, algo totalmente ajeno a su juego.

Neymar tuvo la más clara en los primeros 20 minutos, una descolgada por la banda terminó en un pase filtrado al brasileño donde definió, pero Neuer achicó muy bien.

Minutos después, Lewandowski estrellaría un balón al poste de Keylor Navas, salvándose así el PSG.

Cerca de finalizar la primera parte, Mbappé tuvo una llegada clara frente al arco de Neuer. Sin embargo el disparo fue muy débil y terminó en las manos del guardameta alemán.

El marcador finalizó 0-0 en los primeros 45 minutos.

En la segunda parte el partido se tornó un poco más ríspido y disputado en el medio campo.

Neymar sufrió dos fuertes faltas, una cometida por Goretzka y la otra por Serge Gnabry, el duelo se calentó entre parisinos y bávaros.

Al minuto 59, Kingsley Coman adelantó a los bávaros con un gran remate de cabeza dentro del área, tras un gran centro de Kimmich.

Así fue la anotación del extremo francés que puso por delante a los bávaros:

El gol fue suficiente para consagrar al Bayern como campeón de Europa por sexta ocasión en su historia.

 

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.