Lavezzi denuncia que es víctima de “pornoextorsión” con contenidos íntimos

La justicia dijo que un informe de Facebook será decisivo para encontrar al culpable.

El exfutbolista de la selección argentina Ezequiel Lavezzi denunció ante la justicia ser víctima de una extorsión.

Lo amenazan con difundir videos sexuales suyo si se rehusa a entregar sumas en dólares, informaron en Buenos Aires fuentes judiciales.

Las amenazas a Lavezzi

El exjugador, de 35 años y retirado en diciembre de las canchas, dijo haber recibido mensajes que le advierten que serán publicadas en internet imágenes íntimas en caso de no acceder a pagar 5 mil dólares por cada una de ellas.

Los nuevos códigos que utilizarán los futbolistas para celebrar en la cancha

Los abogados del exdelantero del Nápoles, PSG, San Lorenzo y el club chino Hebei Fortune, entre otros, formularon la acusación ante la Fiscalía de Ciberdelitos de la jueza Daniela Dupuy.

“Pedimos un informe a Facebook, una vez que tengamos ese reporte vamos a poder dar con la o el culpable”, expresó el fiscal general Juan Bautista.

“Pornoextorsión”

La prensa local bautizó el caso como una “pornoextorsión”. Lavezzi se encuentra en la isla caribeña de San Bartolomé junto a su pareja, la modelo y actriz brasileña Natalia Borges.

Borges también recibió en su cuenta de redes sociales las mismas amenazas, según las fuentes.

Por su parte, el abogado del exjugador, Mauricio D’Alessandro, habló sobre las amenazas a la novia de Lavezzi.

“Empezaron a escribirle desde dos cuentas de Instagram. No solo aél sino también a su novia, con la que convive”, dijo.

“Estas personas le dicen que tienen sus videos y conversaciones y le dan detalles del contenido, por es se le da verosimilitud”, explicó.

La pandemia del coronarivus lo sorprendió en la isla, donde cumple las medidas sanitarias de prevención.

El contenido de las amenazas es verosímil, de acuerdo al testimonio de Lavezzi mencionado por los abogados.

*Información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.