Raúl Anguiano va por el oro en los Parapanamericanos de Lima

El parabadmintonista es el abanderado de la delegación que representará a Guatemala en los próximos Juegos Parapanamericanos en Lima, y es uno de los favoritos para ganar la medalla de oro en la modalidad de singles.

Por Reina Damián

Después de un parto complicado y de haber nacido con un gran hematoma, los médicos les dijeron a los padres de Raúl Anguiano que todo estaría bien, pero no fue así.

Con el comienzo de sus primeros pasos también llegó para Raúl Anguiano algo que los médicos no previeron en el momento de su nacimiento, una hemiparesia parcial derecha.

Sin embargo, esta discapacidad no le impidió alcanzar sus metas, y hoy es uno de los deportistas más reconocidos en América.

Ademas, tiene altas posibilidades de ganar para Guatemala una medalla de oro en los Juegos Parapanamericanos.

Raúl Anguiano abanderado Juegos Parapanamericanos 2019 Raúl Anguiano es actualmente el parabadmintonista número uno de América. / Reina Damián S.

Pero, además, Raúl tiene más de 16 años de casado, trabaja en la Unidad de Deporte Adaptado en la CDAG, y es padre de dos niños.

Raúl es el abanderado de la delegación de paratletas que competirán en Lima del 22 de agosto al 1 de septiembre.

¿Desde hace cuánto practicas parabádminton?

Hace 15 años sostuve mi primera competencia en Alemania y me di cuenta que mi nivel de juego era competitivo.

En ese entonces, vencí a chinos, israelitas, españoles y alemanes, pero en la final perdí contra el vigente campeón, de China Taipéi.

¿Cuál discapacidad tienes?

Tengo una hemiparesia parcial derecha de nacimiento.

Esto significa que tengo menos fuerza, control, equilibrio y coordinación de todo mi lado derecho del cuerpo.

En parabádminton hay 6 categorías de competencias, dos de sillas de ruedas y cuatro de pie, yo compito en la SL4.

¿Por qué la hemiparesia?

En el momento del parto hubo suplemento fetal y falta de oxígeno, nací con un gran hematoma en la frente y hubo necesidad de usar fórceps, el parto fue largo.

Los médicos les dijeron a mis padres que el hematoma se me quitaría y que estaría bien, pero no fue así.

Hubo daño en la corteza cerebral
y en el hemisferio izquierdo, que es el que controla el lado derecho.

Cuando comencé
 a caminar, mis padres se dieron cuenta que me caía demasiado.

Entonces me llevaron con médicos fisiatras, quienes me diagnosticaron hemiparesia parcial derecha.

¿Y cómo pudiste caminar?

A los 3 años me hicieron una elongación del tendón de Aquiles, es una operación para que no tuviera el pie de punta (pie equino).

Esto me permitió tener cierto grado de flexión e impidió que caminara de punta.

Los médicos dijeron que debía hacer mucha actividad física para irme fortaleciendo y que fuera mejorando.

¿Por qué elegiste el bádminton?

A mi papá le pareció que
era un deporte en el que me podía desarrollar, le pareció que el bádminton era un deporte muy noble.

¿Pero no es fácil?

Para nada, requiere mucha condición física, explosividad, reflejos y coordinación táctica.

El gallito es el volante más rápido de la Tierra, alcanza una velocidad de hasta 426 km por hora.

¿Sufriste discriminación?

No, fui uno más en la federación, crecí compitiendo con atletas convencionales.

Y eso me ayudó a elevar mi nivel y a mejorar física, social y emocionalmente.

¿Cuáles logros resaltas?

He sido campeón de los Abiertos de Alemania, Israel, España, Colombia y Perú.

A nivel mundial he ganado cuatro medallas de bronce, dos en Corea y dos en Guatemala.

Eres el mejor del continente…

Sí; he sido cinco veces ganador del Campeonato Panamericano de Parabáminton en Brasil, Guatemala, Cuba, Colombia y Perú.

Además, m enorgullece decir que soy el vigente pentacampeón.

Pero algo de lo que me siento muy orgulloso es que en 2007, 2011 y 2013 fui el número uno en el ranquin mundial.

Actualmente soy el número tres, y el número uno de América.

¿Cómo te sientes de ser el abanderado de la delegación?

Contento, el parabádminton hará su debut en Juegos Parapanamericanos.

Ser el abanderado es un premio a una trayectoria de vida que sin querer se ha vuelto tan grande.

Cuando comencé a practicar bádminton hace 35 años, nunca pensé llegar hasta donde estoy.

Guatemalteco Raúl Anguiano se convierte en pentacampeón de Parabádminton

El guatemalteco terminó invicto y sin perder un solo set.

¿Tuviste los fogueos necesarios?

Tuve solo uno, en Irlanda, pero fue muy bueno. He entrenado muy fuerte, voy muy preparado y eso me llena de orgullo y felicidad.

¿Quiénes son tus rivales más fuertes en Lima?

Soy el favorito en estos juegos, y mis rivales más fuertes serán los competidores de Canadá y Brasil.

¿Y tienes posibilidades de ir a Tokio 2020?

Tengo altas posibilidades, la clasificación será por ranquin mundial.

Así que después de Lima iré a torneos en Tailandia, China, Dinamarca, Japón, Brasil, Perú y España, ahí se cerrará la clasificación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo