Novak Djokovic gana su tercer Masters 1000 de Madrid al vencer al griego Tsitsipas

Novak Djokovic cuenta ya con 74 trofeos en su palmarés, 33 de ellos en Masters 1000.

Por Oscar Coronado

El número uno del mundo, Novak Djokovic, ganó por tercera vez este domingo el Masters 1000 de Madrid.

Se impuso con solvencia al joven griego Stefanos Tsitsipas, número nueve del mundo, por 6-3, 6-4.

En su segundo título de la temporada, tras el Abierto de Australia, Djokovic volvió a levantar el trofeo en la Caja Mágica de la capital española.

Dicho triunfo, se dio tres años después de su última victoria en 2016, cuando superó a Andy Murray en la final.

El serbio, que en 2011 había ganado su primer Masters 1000 madrileño venciendo a Rafa Nadal, cuenta ya con 74 trofeos en su palmarés, 33 de ellos en Masters 1000.

 

Tsitsipas había eliminado a Nadal

Tsitsipas, de 20 años y que había ganado en cuartos a Alexander Zverev (número 4) y en semifinales a Rafa Nadal (número 2), no pudo redondear su hazaña en la tierra batida madrileña ante el número uno mundial.

El griego, que perdió la segunda final de Masters 1000 de su joven carrera.

Pero Tsitsipas podrá consolarse con su subida al séptimo puesto del ránking mundial el lunes, su mejor posición.

¿Novak Djokovic inestable en el primer set?

Djokovic se mostró intratable en esta final, tras un recorrido impecable en Madrid donde no perdió ni un solo set.

Pero, en la primera manga, dominó el número uno del mundo ganando de entrada tres juegos seguidos, una ventaja que acabó siendo definitiva para cerrar el set en apenas 44 minutos.

Firme con su saque y seguro desde el fondo de la pista, Djokvovic aguantó los ataques de Tsitsipas, que no dudaba en subir a la red buscando los golpes que tan buen resultado le habían dado la víspera contra Rafa Nadal.

 

Segundo set Tsitsipas aguantaba los ataques de Djokovic

En el segundo set, Tsitsipas se mostró más entero, aguantando las acometidas de Djokovic al que logró levantar dos bolas de rotura en el 1-1, aunque en ningún momento pareció poner contra las cuerdas al serbio.

Con el 4-4 en el marcador, el número uno del mundo logró romper entonces el servicio del griego para luego cerrar el set y la final con su servicio a la cuarta bola de partido.

 

Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo