VIDEO. Inesperadas revelaciones dan nuevo giro al caso de Paolo Guerrero

El joven se mostró arrepentido al no haber contado la verdad en su momento, y permitir que Paolo fuera sancionado con 14 meses de suspensión.

Por Reina Damián

El exempleado de un hotel se quebró al pedirle perdón a Paolo Guerrero y relevar información que da un nuevo giro a su caso por dopaje.

Erick Paz, extrabajador del Swissotel de Lima, Perú, dijo que su conciencia no lo deja en paz, por lo que decidió romper el silencio.

El joven se mostró arrepentido al no haber contado la verdad en su momento, y permitir que Paolo fuera sancionado con 14 meses de suspensión.

Pero además de Erick, otros trabajadores y exempleados del lugar también dieron su testimonio.

Por su caso de dopaje, Paolo ha mantenido un pleito legal con el Swissotel.

¿Doparon a Paolo Guerrero?

Erick Paz, confesó que el té que le sirvieron a Paolo Guerrero estaba contaminado.

La bebida tenía residuos de mate de coca, confesó el joven, que agregó que este tipo de situaciones pasan con frecuencia en ese lugar.

También dijo que no confesó antes lo que ocurrió porque la administración del hotel lo presionó para guardar silencio y contar otra versión de lo ocurrido.

“Yo estoy sentado aquí porque quiero que todos sepan la verdad”, comenzó explicando en una entrevista exclusiva con Domingo al Día.

Le pide perdón al jugador

“Todo el hotel sabía que era una contaminación cruzada. En el área que estaba mi compañero, la máquina de lavo no es la debida. Lo hizo en un lavadero cualquiera”, agregó.

También aprovechó el momento para pedirle perdón a Paolo Guerrero por no haber dicho la verdad en su momento.

“Estaba presionado. No podía decir nada. Lamentablemente dije lo que me obligaron a decir. Esta es la oportunidad de decir la verdad”, agregó.

Y continuó: “Le pido disculpas al cien por ciento. La situación que me encuentro ahora es distinta a la de ese momento”, expresó.

Paolo dice que es inocente

Por su lado, el futbolista dijo que “el agua vino contaminada directamente, entonces yo no tuve ninguna culpa.

El caso del delantero peruano estalló en 2017 durante el clasificatorio para el Mundial Rusia 2018.

Paolo fue habilitado por la justicia suiza para disputar el Mundial, pero debió cumplir el resto de la suspensión, luego de la Copa de Rusia.

“El daño psicológico y moral no tiene precio”, dijo el máximo goleador de la selección peruana.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo