La prueba que confirma que el gol del pase del Tottenham debía ser anulado

El juego entre el Manchester City y el Tottenham estuvo marcado por la polémica, pero la gran controversia ocurrió en el complemento.

Por Reina Damián

El español Fernando Llorente confesó dónde le pegó el balón tras la polémica clasificación del Tottenham a las semifinales de la Champions.

A pesar de haber perdido 4-3 en su visita al Manchester City, los “Spurs” sellaron su pase gracias a que ganaron 1-0 el juego de ida.

Sin embargo, la clasificación del Tottenham estuvo marcada por la polémica que involucró a Fernando Llorente.

El Tottenham y el VAR echan a Guardiola de la Champions League

Descubre el resultado del partido entre el Manchester City y el Tottenham Hotspur, por la vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions League 2018-2019.

Esto fue lo que ocurrió

Después de haber ingresado de cambio por la lesión de Moussa Sissoko, Llorente fue pieza clave para la clasificación del club londinense.

Cuando el Tottenham, dirigido por Mauricio Pochettino, perdía 4-2 y quedaba fuera de las semifinales, ocurrió el “milagro”.

Y es que tras un tiro de esquina, Llorente anticipó a su marca, Aymeric Laporte y empujó la pelota a gol.

Sin embargo, en la repetición pudo apreciarse cómo el balón había golpeado en el brazo derecho de Llorente.

Con memes destrozan a Pep Guardiola tras su eliminación de la Champions

El Manchester City derrotó 4-3 al Tottenham, pero se quedó fuera de la Champions en la vuelta de los cuartos de final.

Pero en el momento de hacer la revisión VAR, parece que el árbitro Cüneyt Çarkir, vio algo distinto y validó la anotación.

Se amparó porque vio solamente un ángulo de la repetición, donde aparentemente el balón pegaba en el muslo del jugador.

La confesión de Llorente

Después de finalizado el partido, el mismo Fernando Llorente confesó ante la prensa, lo que había ocurrido.

“En realidad el balón me ha pegado. La verdad es que he corrido hacia la portería e intentar buscar el balón”, dijo.

Y continuó: “ Y la verdad que (los rivales) me tapaban. Y de repente el balón ha pasado y me ha pegado (señalando su brazo) con esto así para adentro. Increíble”.

Esta confesión demuestra que el gol debió haber sido anulado, de acuerdo a las nuevas recomendaciones de la FIFA.

En ellas se señala que no se puede convertir goles con la mano, sin importar si hay o no intención.

Sin embargo, esto solo sirve para aclarar que sí hubo mano y que el gol debió haber sido anulado.

Pero no cambia en nada la suerte de los “Citizens”, y el Tottenham seguirá su camino a las semifinales.

En esa llave se enfrentará al Ajax. En la otra serie se disputarán el boleto a la final, el Barcelona y el Liverpool.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo