Sergio Ramos es suspendido de la Champions por forzar la tarjeta amarilla

Existen imágenes en las que se puede observar cuando se dirige al banquillo a preguntar.

Por Reina Damián

La UEFA castigó al capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, por haber provocado que le sacaran la tarjeta amarilla.

Y es que “la trampa” de Sergio Ramos pudo haber pasado desapercibida, si no hubiera reconocido que provocó la cartulina de manera voluntaria.

Incluso, existen imágenes en la que se puede observar cómo pregunta si busca la tarjeta.

Sergio Ramos Este es el momento en que Ramos habría consultado al banquillo, si provocaba la amarilla. / AFP

Ramos cometió una dura entrada sobre Dolberg con el balón de por medio, en cuanto se reanudó el partido que ganó el Madrid al Ajax.

El juego terminó 1-2 en la ida de los octavos de final de la Champions League.

Pero fue en la zona mixta que Ramos reconoció que la falta fue a propósito.

La UEFA abre una investigación a Sergio Ramos por partido de la Champions

En la zona mixta, después del partido, el jugador de 32 años había dado a entender que había provocado que le sacaran la tarjeta amarilla.

Sergio Ramos se puso en evidencia

Además, las cámaras de Gol grabaron el momento en el que Ramos se dirigió al banquillo, preguntando si forzaba a la amarilla.

Seguramente recibió el sí, y por eso decidió cometer la falta sobre Dolberg.

Debido a esta provocación, la UEFA lo castigó con dos partidos de suspensión.

En la zona mixta

"Viendo el resultado mentiría si dijera que no la he forzado, es algo que tenía presente", dijo en la zona mixta tras el partido.

Además, agregó que "no es por subestimar al rival, en el futbol te toca tomar decisiones complicadas y lo he decidido así".

Pero no fue todo, también se pronunció en su cuenta de Twitter, minutos después.

"En un partido son muchas tensiones, muchas sensaciones y muchas pulsaciones. "Hay que tomar decisiones en segundos".

Sergio Ramos El capitán merengue recibió la amarilla en el partido ante el Ajax. / AFP

"Lo mejor de hoy es el resultado. Lo peor, no poder estar en la vuelta junto a mis compañeros por un lance del juego", expresó.

Entonces, la intención de Ramos era no estar en la vuelta de los octavos de final, antes de arriesgarse a recibir una suspensión en los cuartos.

Sin embargo, justo pasará lo que no quería, pues no estará en el partido de ida de los cuartos.

No convence a la UEFA 

A pesar de que después de sus polémicas declaraciones el capitán blanco se retractó, no convenció a la UEFA.

"Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta", declaró.

Además dijo que "apoyaré desde la grada como un hincha más con la ilusión de poder estar en cuartos".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo