Novak Djokovic y Serena Williams hacen lo propio para avanzar en el Abierto de Australia

Con el pase a la tercera ronda en el primer Grand Slam de la temporada terminaron la jornada Novak Djokovic y Serena Williams.

Por Fernando Ruiz

Novak Djokovic y Serena Williams, además de Simona Halep cumplieron este jueves en el Abierto de Australia, para avanzar a la tercera ronda, algo que no pudo conseguir el austríaco Dominic Thiem, que abandonó en el tercer set.

Thiem denunció renunciar tras haber perdido los dos primeros sets (7-5, 6-4) e ir perdiendo 0-2 en el tercero contra Alexei Popyrin, respresentante local, en el que fue el adiós más ilustre del día en Melbourne Park.

Djokovic persigue su séptimo título en Australia, que sería un récord, mientras que Serena Williams quiere lograr su trofeo número 24 en los torneos de Grand Slam, igualando el palmarés de la australiana Margaret Court.

 

El serbio no tuvo problemas en derrotar al francés Jo-Wilfried Tsonga, antiguo quinto jugador del planeta, hoy 177, en tres sets, por 6-3, 7-5, 6-4, en una repetición de la final de 2008, ganada por Djokovic.

La estadounidense Williams se deshizo de la canadiense Eugenie Bouchard, antigua número cinco mundial y ahora 79, por 6-2 y 6-2.

 

Por su parte, el alemán Alexander Zverev pasó muchos problemas para vencer al francés Jérémy Chardy, por 7-6 (7/5), 6-4, 5-7, 6-7 (8/6), 6-1, tras casi cuatro horas.

El número nueve mundial, Kei Nishikori, necesitó cinco sets ante el croata Ivo Karlovic, ganando en el super tie-break, en segunda ronda, por 6-3, 7-6 (8/6), 5-7, 5-7, 7-6 (10/7).

En la prueba femenina, la número uno mundial, la rumana Simona Halep, tuvo que luchar durante tres sets, para ganar por 6-3, 6-7 (5/7), 6-4, frente a la estadounidense Sofia Kenin, y clasificarse a la tercera ronda.

En el último partido del día, la española Garbiñe Muguruza venció 6-4, 6-7 (3/7) y 7-5 a la británica Johanna Konta.

El choque entre Muguruza y Konta fue el último en terminar de los previstos el jueves en el Open de Australia: empezó ya hacia las doce y media de la noche, horario de Melbourne, y acabó en la madrugada, después de dos horas y 42 minutos de batalla.

* Con información de agencias

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo