Futbolista víctima de abuso sexual rompe el silencio y relata su infierno

El padre y la madre del jugador también contaron todo el sufrimiento que han pasado.

Por Reina Damián

El joven futbolista de la Sub-20 de Veracruz, junto a sus padres, relataron el infierno que sufrieron por el abuso sexual por parte del representante Ángel Fuentes.

El caso recién se dio a conocer públicamente, pero Fuentes llevaba años abusando de jóvenes del club Tiburones de Veracruz, la víctima contó el trauma que le dejó lo sucedido.

“Yo al principio estaba muy deprimido, explotaba mucho, tenía mucho coraje, soñaba muchas cosas que le hacía al señor, cosas que ya no aguantaba yo y cualquier cosita que me decían explotaba; quería pelear o me ponía de malas”, relató el joven al portal “Mediotiempo”.

El papá de la víctima contó que desde que conoció a Fuentes, no le dio buena espina, aunque en ese momento su hijo no le comentó nada por nieto. Entre lágrimas, agradeció que su hijo no se haya quitado la vida por el infierno que vivía.

“Él soñaba ya matar; él en un mensaje me puso que si algo le pasaba que siguiéramos nuestros caminos, yo ya tenía la inquietud de que mi hijo no estaba bien. Cuando un hijo te pone eso es porque trae problemas. Le dije: ‘no seas tonto, por qué pones eso’; gracias a Dios no se me suicidó, no se dedicó al alcohol, a drogarse; no acabó con su carrera totalmente”, explica.

Por su lado, la madre del futbolista también contó lo que pasaba. “Ha sido muy difícil, esto nos cambió la vida totalmente, ha sido un dolor tremendo y sin embargo, como familia unida que somos vamos a salir de este problema”, dijo..

Según las investigaciones de “Mediotiempo”, “el Pato” Fuentes como también se le conoce, lleva aproximadamente ocho años y también lo ha hecho en la Sub-17 de Veracruz, con menores de edad.

Además, varios jugadores que actualmente están en las dos categorías, aceptaron tener prácticas sexuales con dicho sujeto para mantener su lugar en el club.

“Hubo un momento que me tenían ya tan separado del grupo que me desesperé y este señor me dijo: ‘yo soy el único que te puedo ayudar’, pero cuando ya vi el trato que era de este tipo decidí huir de Veracruz. Él decía ‘rife’, ‘tirate un rife’, entonces era dejarte que te hagas sexo oral”.

"Me decía (amenazaba), 'te puede pasar esto. soy el único que te puede ayudar dentro del club', él tenía muy grande relación con algunos directivos. Cuando ya en serio se quiso pasar, dije: ¡no! Yo ni le avisé y me fui de Veracruz", dijo en entrevista con TDN.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo