Ortiz celebra su bronce de vuelta en casa

El marchista ganador de un bronce en el Mundial de Atletismo Sub-20 esboza una gran sonrisa en su regreso a Guatemala.

Por Fernando Ruiz

Cansancio físico pero también motivación a tope acompañaron en su camino de vuelta a casa desde Finlandia a José Eduardo Ortiz, quien el sábado celebró en Tampere la presea de bronce en el Mundial de la IAAF para menores de 20 años en la prueba de 10 mil metros.

Acompañado por Mynor Ortiz, su entrenador y tío, José Eduardo se mostró alegre de encontrarse con sus familiares que le esperaban en el aeropuerto y a quienes les compartió la medalla junto con un fuerte abrazo.

“Es una alegría muy grande estar aquí, todo el esfuerzo que realizamos durante la preparación tuvo sus resultados en el Mundial, les agradezco mucho a quienes me apoyaron en este camino para lograrlo”, expresó el marchista de 18 años.

Ortiz, quien en mayo ganó un bronce en el Mundial por equipos de la IAAF en Taicang, China, en los 10 kilómetros, es el único exponente del atletismo nacional que ha subido a un podio mundialista, algo que lo llena de mucho orgullo.

“Es así, gracias a Dios las cosas han salido en esa forma y ahora estoy lleno de motivación para trabajar duro para los eventos que vienen”, agregó el atleta que en 2019 pasará a ser competidor en los 20 kilómetros y buscará su marca para los Juegos Panamericanos de Lima, Perú.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo